La izquierda y la derecha de Latinoamérica repudian al unísono asalto a Embajada mexicana

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** El Gobierno de Nicaragua anunció este sábado que también rompe relaciones diplomáticas con Ecuador.

Tegucigalpa, Honduras
Presidenta Xiomara Castro y Gustavo Petro

La irrupción policial en la Embajada de México en Quito, donde agentes de seguridad ecuatorianos entraron a la fuerza la noche del viernes para detener al exvicepresidente Jorge Glas, al que el Ejecutivo mexicano había concedido el asilo político, ha provocado una reacción de condena unánime de los Gobiernos latinoamericanos, tanto de izquierda como de derecha.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha expresó su agradecimiento por el apoyo internacional recibido después del incidente en la Embajada de su país en Ecuador, donde se produjo el asalto diplomático. López Obrador ha hecho un llamamiento a los ciudadanos mexicanos para que no caigan en provocaciones y eviten el acoso.

El mensaje del mandatario mexicano se da tras muestras de solidaridad y respaldo de presidentes como, Luis Alberto Arce, de Bolivia; Gustavo Petro, de Colombia; Gabriel Boric, de Chile; así como del expresidente de Argentina Alberto Fernández (2019-2023) y el ministro de Relaciones Exteriores chileno, Alberto van Klaveren, entre otros.

El Gobierno de Nicaragua anunció este sábado que también rompe relaciones diplomáticas con Ecuador, al igual que había anunciado la noche anterior el propio México por medio de su canciller, Alicia Bárcena.

Habrá reunión urgente de la OEA

Los organismos internacionales también han reaccionado de forma contundente. El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, urgió al “diálogo” a México y Ecuador y anticipó que pedirá una reunión del Consejo Permanente del organismo para abordar las tensiones entre ambos países.

En un comunicado, la Secretaría General de la OEA, encabezada por Almagro, hizo un llamamiento “al diálogo entre las partes para resolver sus diferencias” y estimó “necesaria” una reunión del Consejo Permanente de la organización, con sede en Washington.

Presidenta Xiomara Castro

En tanto, la ecuatoriana Cristina Reyes, presidenta del Parlamento Andino, reconoció tras el allanamiento a la Embajada de México, en Quito, que su país entró en un “grave conflicto internacional”.

Y la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) consideró que el “insólito allanamiento de la Embajada”, así “como el secuestro del exvicepresidente” y “el maltrato a todo el personal diplomático mexicano conforman graves violaciones al derecho internacional sin precedentes”.

Entre los países gobernados por la izquierda, Colombia solicitó este sábado formalmente a Honduras, que ostenta la presidencia pro tempore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), una reunión extraordinaria de este organismo para abordar la posible ruptura de Ecuador del Convenio de Viena al entrar a la fuerza en la Embajada de México en Quito.

“Ante la situación ocurrida en la Embajada de México en Quito, Colombia solicitó formalmente a Honduras, presidencia pro tempore de Celac, convocar reunión extraordinaria para abordar este grave asunto relacionado con ruptura de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas”, informó la Cancillería colombiana.

Antes, a través de su cuenta en X, el presidente Gustavo Petro, había afirmado que “2e ha roto (…) la soberanía de México en Ecuador”.

Por su parte, el presidente de Chile, Gabriel Boric, mandó “un abrazo fraterno” a López Obrador y calificó de “inaceptable” la irrupción de la Policía ecuatoriana en la Embajada de México en Quito.

“Toda nuestra solidaridad con México ante la inaceptable violación de su soberanía mediante la irrupción de la Policía ecuatoriana en la embajada de México en Quito”, publicó Boric en su cuenta de X.

Solidaridad de Lula con López Obrador

En esta misma línea, el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, le transmitió su solidaridad al mandatario mexicano.

“Toda mi solidaridad al presidente y amigo López Obrador”, afirmó el líder progresista brasileño en un mensaje publicado en sus redes sociales luego de que México rompiera relaciones con Ecuador.

Presidenta Xiomara Castro

Una de las reacciones de condena más severas fue la del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien tildó de “acto fascista” la irrupción policial en la Embajada de México en Quito.

“Venezuela alza su voz contundentemente para rechazar este acto fascista contra el derecho internacional y expresa su plena y absoluta solidaridad al presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador”, indicó el líder chavista a través de X.

En Cuba, el presidente Miguel Díaz-Canel también expresó su apoyo al Gobierno de México. “Toda nuestra solidaridad con México, ante la inaceptable violación de su Embajada en Quito”, escribió Díaz-Canel en la red social X, al igual que el presidente de Bolivia, Luis Arce, quien calificó de “inaceptable” la irrupción de la Policía ecuatoriana en la legación diplomática.

En un mensaje en sus redes sociales, Arce sostuvo que Bolivia, respetuosa “de las normas que rigen las relaciones diplomáticas, condena enérgicamente la irrupción de la Policía ecuatoriana” en la embajada mexicana en Quito, un suceso “que no tiene precedentes en la historia del derecho internacional”.

Una postura similar manifestó la presidenta de Honduras, Xiomara Castro, para quien la irrupción de la Policía de Ecuador en la Embajada de México resulta “intolerable”.

“Repudiamos enérgicamente esta violación a la soberanía del Estado mexicano y al derecho internacional”, subrayó la mandataria.

Correa: Noboa actúa como en las peores dictaduras

El expresidente de Ecuador Rafael Correa (2007-2017) aseguró que el actual mandatario, Daniel Noboa, confunde al país “con una de sus haciendas bananeras”.

“Ni en las peores dictaduras se ha violado la embajada de un país. No vivimos un Estado de derecho, sino un Estado de barbarie, con un improvisado que confunde la patria con una de sus haciendas bananeras”, dijo Correa en referencia al actual presidente, Daniel Noboa, cuya familia posee el mayor emporio bananero del país, primer exportador mundial de ese fruto.

También los Gobiernos latinoamericanos de derecha coincidieron en repudiar el asalto a la sede diplomática mexicana en Quito, pero al tiempo que condenaron el hecho hicieron votos por el diálogo entre ambos países como forma de resolver sus diferencias.

El Gobierno de Argentina recordó el caso de los opositores venezolanos refugiados en la residencia diplomática argentina en Caracas.

“La República Argentina se une a los países de la región en la condena a lo sucedido anoche en la Embajada de México en Ecuador”, dijo la Cancillería argentina en un comunicado.

En su comunicado, el Gobierno de Argentina “llama a la plena observancia de las disposiciones” de la Convención sobre Asilo Diplomático de 1954, “así como de las obligaciones que surgen de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas”.

Desde el pasado 26 de marzo, seis opositores venezolanos se encuentran refugiados en la residencia oficial de la Embajada de Argentina en Caracas.

Por su parte, el Ejecutivo de Paraguay dijo que observa con “profunda preocupación” los últimos hechos acontecidos con la Embajada de México en Ecuador.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de este país del país llamó “a la reflexión a las partes al respeto y al irrestricto del Derecho Internacional”.

En Perú, el Gobierno que encabeza Dina Boluarte rechazó “toda transgresión a las normas de la Convención de Viena” y llamó al diálogo entre los Gobiernos de Ecuador y México.

“El Gobierno del Perú rechaza toda transgresión a las normas de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas de 1961 que garantizan los procedimientos de buena convivencia entre los Estados”, señaló.

Uruguay aboga por la convivencia pacífica

En coincidencia con este mismo planteamiento, el Gobierno de Uruguay expresó su “lamento profundo” por los hechos ocurrido en la Embajada de México en Ecuador.

“Uruguay lamenta profundamente los hechos acaecidos en las últimas horas en Ecuador que han afectado las relaciones entre dos naciones hermanas, así como el respeto a normas fundamentales del derecho internacional y para la convivencia pacífica entre naciones latinoamericanas”, expresa un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores uruguayo.

El Gobierno de Panamá, a través de su Cancillería, rechazó el “uso de la fuerza” y tachó de “inaceptable” la irrupción. La República de Panamá “expresa un enérgico rechazo ante las acciones desarrolladas en torno a la situación del expresidente Jorge Glas, en abierto desafío a los principios fundamentales del derecho internacional y de las relaciones diplomáticas”.

Por otra parte, los expresidentes de Bolivia Carlos Mesa, Jorge Quiroga, Eduardo Rodríguez Veltzé y Evo Morales criticaron por separado la irrupción de la Policía ecuatoriana en la Embajada de México en Quito para la detención del exvicepresidente Jorge Glas.

“Aunque es reprochable que un Estado democrático abuse de sus privilegios extraterritoriales y reciba en sus legaciones diplomáticas en refugio a delincuentes y corruptos, es absolutamente inaceptable para las relaciones internacionales la violación de la soberanía de la Embajada mexicana en Quito”, escribió Mesa (2003-2005) en X. EFE

En nuestra Portada...

Coma