La reina Isabel II despidió a su esposo, el príncipe Felipe, en una sobria ceremonia

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

***El entierro del consorte de la reina Isabel II tuvo solo 30 asistentes en el interior del castillo de Windsor por la pandemia. Cientos de personas se congregaron afuera.

Tegucigalpa, Honduras

Reino Unido dio este sábado el último adiós al príncipe Philip: fue el hombre que estuvo al lado de Isabel II, la monarca con más años de reinado en la historia del país, durante gran parte de su vida y quien falleció el pasado 9 de abril a los 99 años.

Philip, quien tenía el título de duque de Edimburgo, descansará en la Bóveda Real del Castillo de Windsor, después de un funeral impregnado de tradición militar y real, pero también reducido en el número de asistentes por la pandemia.

A lo largo de la ceremonia, la reina se sentó sola, vestida de negro y con la cabeza inclinada en oración.

Toda la procesión y el funeral se llevaron a cabo fuera de la vista del público, dentro de los terrenos del castillo, una residencia real de 950 años de antigüedad a unas 19 millas (unos 30 kilómetros) al oeste de Londres. La ceremonia ha sido transmitida en vivo en televisión.

El propio príncipe Philip había contribuido a planear su propio funeral. Se celebró según la liturgia anglicana tradicional.

El servicio comenzó con el arzobispo de Canterbury Justin Welby entrando a la capilla delante del ataúd, seguido por los hijos de Philip y tres de sus ocho nietos, mientras un coro de cuatro miembros, socialmente distanciado, cantaba «Soy la resurrección y la vida».

No hubo sermón, a petición de Felipe, ni elogios o lecturas familiares, de acuerdo con la tradición real. Pero el decano de Windsor David Conner dijo que el país se había enriquecido con la «lealtad inquebrantable de Philip a nuestra reina, con su servicio a la nación y al Commonwealth, con su coraje, fortaleza y fe».

Antes de la ceremonia, el Palacio de Buckingham publicó una foto de la reina y Felipe, sonriendo y relajándose sobre mantas desplegadas en el pasto en las Tierras Altas de Escocia en 2003. El servicio de comunicación de la familia real británica explicó que esta foto informal es una de las favoritas de la reina.

Cientos de personas se habían congregado antes del entierro afuera del castillo, pese a las recomendaciones de evitar aglomeraciones por la pandemia. Telemundo/Hondudiario

URL Corta: https://bit.ly/3mWP7zh
¡Escanéame!
Coma