López Obrador califica de “politiquería” el campamento militar de Texas en la frontera

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** El gobernante mexicano se refirió así al anunció que hizo Abbott la semana pesada sobre su intención de construir un campamento militar en la frontera.

Tegucigalpa, Honduras

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, denunció este martes que el campamento militar que pretender construir el Gobierno de Texas en la frontera de Estados Unidos con México es “politiquería”, al indicar que eso no va a detener a los migrantes.

“Es como el gobernador de Texas (Greg Abbott) que puso un campamento militar en la frontera. ¡Que ponga todos los que quiera! Supuestamente así va a detener a los migrantes. ¡Pura politiquería! No es serio”, enfatizó el presidente durante su rueda de prensa matutina.

El gobernante mexicano se refirió así al anunció que hizo Abbott la semana pesada sobre su intención de construir un campamento militar en la frontera entre ambos países que albergará unos 1.800 elementos de la Guardia Nacional de Texas para ayudar con la seguridad de la línea divisoria.

El campamento se construiría en el área de Eagle Pass, que limita con la ciudad mexicana de Piedras Negras, estado de Coahuila, la misma zona fronteriza donde el gobernador republicano ordenó colocar una barrera de boyas sobre el río Bravo o Grande y por la que mantiene una disputa con el Gobierno del presidente Joe Biden.

Greg Abbott

También tendrá capacidad para 500 soldados adicionales si se necesitase desplegar la Fuerza Fronteriza táctica de Texas.

Se espera que para abril se complete la primera fase con unas 300 camas.

El campamento es parte de un esfuerzo más amplio de Abbott para impedir que migrantes crucen la frontera hacia Texas, y que le ha llevado a colocar alambre de púas y la barrera de boyas, una medida que criticada por el Gobierno de López Obrador.

El Gobierno de Texas también tomó control de un parque municipal de Eagle Pass, donde no permite el ingreso de agentes de la Patrulla Fronteriza para procesar a los migrantes que cruzan el río, y esperan instalar más barreras.

Estas medidas se toman tras un año con un flujo migratorio “sin precedentes” en México y Centroamérica, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), con el arribo de hasta 16.000 migrantes diarios a las fronteras mexicanas en el punto más álgido, de acuerdo con el presidente López Obrador. EFE

En nuestra Portada...

Coma