Los republicanos buscan “un candidato que no se llame Trump” para regresar a la Casa Blanca

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

***Mientras cada vez más voces republicanas culpan a Trump de la oportunidad perdida en las elecciones de medio término, el expresidente sigue adelante con sus planes de ser candidato presidencial en 2024, aunque algunos preferirían que no lo haga o al menos no por ahora.

Tegucigalpa, Honduras

Mientras entre los republicanos se intensifican las críticas públicas a Donald Trump, tras los decepcionantes resultados en las elecciones de mitad de mandato, el expresidente, por su parte, se prepara para lanzar una tercera candidatura a la Casa Blanca arremetiendo abiertamente contra quien aparece como su posible contrincante, el gobernador de Florida, Ron DeSantis.

“Los votantes han hablado y han dicho que quieren un líder diferente. Y un verdadero líder entiende cuándo se ha convertido en un lastre”, dijo en Fox Business la vicegobernadora republicana de Virginia, Winsome Earle-Sears.

Earle-Sears, quien fue partidaria de Trump, insistió en que los electores enviaron “un mensaje muy claro” el martes de que “ya es suficiente”. “Un verdadero líder debería entender que es hora de bajar del escenario. Es hora de seguir adelante”.

De acuerdo con reportes de medios especializados, algunos asesores han instado a Trump a retrasar su anuncio de candidatura presidencial hasta después de la segunda vuelta de las elecciones al Senado del 6 de diciembre en Georgia entre el demócrata Raphael Warnock y el republicano Hershel Walker, uno de los candidatos del exmandatario que sigue en la pelea.

Esa elección podría determinar qué partido controla el Senado y los republicanos quieren evitar que se convierta en un referéndum sobre Trump, lo que podría servir la victoria a los demócratas, como pasó en 2020, cuando Warnock llegó al cargo junto a su compañero Jon Ossoff dándole ambos puestos en el Senado por Georgia al Partido Demócrata.

La sombra de Trump en la derrota en Georgia en 2020: ¿parte 2?

Algunos analistas estiman que la derrota republicana en el estado sureño se debió a las infundadas denuncias de fraude de Trump y su pelea con el gobernador local por no ayudarle a descertificar los resultados electorales.

Entre quienes quieren que Trump postergue su anuncio está Kayleigh McEnany, quien fuera secretaria de Prensa de la Casa Blanca con Trump y durante mucho tiempo una feroz defensora, que llegó a decir también en Fox que la personalidad que debería hacerse presente en la campaña de Georgia es DeSantis.

“Tenemos que hacer cálculos estratégicos, el gobernador DeSantis debería ser bienvenido en el estado… tenemos que ganar el Senado”.

Pero Trump, rechazando ese consejo, invitó el jueves a los periodistas a un “anuncio especial” en su club de Mar-a-Lago el martes 15 de noviembre a las 9 p.m.

Si lanza su candidatura, lo estaría haciendo en un momento de extraordinaria vulnerabilidad tras haber dominado el partido, en gran parte sin oposición, desde que ganó la nominación en 2016.

Aún así, Trump ha demostrado ser notablemente resistente y conservar el apoyo del núcleo duro de su base, incluso en medio de todos los escándalos que han marcado su carrera política y el asalto al Capitolio el 6 de enero de 2021.

Al mismo tiempo, el gobernador de Florida, Ron DeSantis, quien ganó la reelección el martes con enorme facilidad, está atrayendo nueva atención a medida que los republicanos sopesan abiertamente alejarse de Trump.

El «lastre» que es Trump para el Partido Republicano

El senador John Thune de Dakota del Sur, el republicano número dos del Senado, destacó el papel de Trump en el impulso de algunos controvertidos candidatos sin experiencia en las primarias a principios de este año y que perdieron en las elecciones de esta semana.

En una entrevista, Thune dijo que “no hay sustituto para los candidatos de buena calidad”. “Tuvimos algunas primarias muy disputadas y competitivas este año”, dijo Thune. “Y en algunos casos, ya sabes, hubo muchas fuerzas, incluidas personas externas que respaldaron algunas de esas candidaturas”.

Thune dijo que esperaba que el partido comenzara a facilitar el surgimiento de líderes más jóvenes. “No podemos ser un partido construido alrededor de la personalidad de una persona”, dijo.

El expresidente de la Cámara de Representantes Paul Ryan, que se enfrentó a Trump durante sus primeros dos años en el cargo, calificó al expresidente como «un lastre» que perjudicaría las posibilidades del partido en 2024.

“Queremos ganar la Casa Blanca y sabemos que con Trump es mucho más probable que perdamos”, dijo en una entrevista con WISN 12 News. “Si tenemos un candidato que no se llama Trump, es mucho más probable que ganemos la Casa Blanca que si nuestro candidato es Trump”.

El senador republicano retirado de Pennsylvania Pat Toomey también culpó a la intervención de Trump por las pérdidas del Partido Republicano en su estado y señaló que a los candidatos respaldados por Trump les fue notablemente peor que a otros republicanos en la boleta electoral.

“Creo que mi partido debe enfrentar el hecho de que si la lealtad a Donald Trump es el criterio principal para seleccionar candidatos, probablemente no nos irá muy bien”, dijo en CNN. “En todo el país hay una correlación muy alta entre candidatos MAGA y grandes pérdidas o al menos un desempeño dramáticamente bajo».

Algunos aliados de Trump siguen dándole su respaldo

Trump ha negado que haya tenido malos resultados en las elecciones de esta semana.

“Para aquellas muchas personas que están siendo alimentadas con la narrativa falsa de los medios corruptos de que estoy enojado por las elecciones de medio término, no lo crean”, dijo en su red social.

“ No estoy enojado en absoluto, hice un gran trabajo (¡yo no era el candidato!), y estoy muy ocupado mirando hacia el futuro. Recuerden, soy un ‘genio estable'».

También, con el recuento activo en algunas contiendas importantes este viernes, existe la posibilidad de que algunos candidatos respaldados por Trump ganen sus contiendas. Si bien, lejos de los arrolladores resultados que prometió. Los conservadores siguen bien posicionados para hacerce con la Cámara de Representantes y, en última instancia, también podrían tomar el Senado.

“No existen las victorias feas o las derrotas bonitas”, dijo Jason Miller, un exempleado de la campaña de Trump que se encontraba entre los que le habían aconsejado retrasar su anuncio planeado hasta después de la segunda vuelta de Georgia.

“La carrera política de Nancy Pelosi ha terminado”, aseguró. “La agenda de Biden está muerta”.

También hay aliados de Trump que siguen dando en público su respaldo.

“Me enorgullece respaldar a Donald J. Trump para presidente en 2024. Lo apoyo totalmente como candidato nuevamente”, dijo la representante republicana Elise Stefanik, en un comunicado. “Es hora de que los republicanos se unan en torno al republicano más popular de Estados Unidos, que tiene un historial comprobado de gobernanza conservadora”.

“Si se postula en 2024, no solo tendrá mi apoyo, sino que tendrá el apoyo de millones de estadounidenses por todo el país”, dijo el representante Jim Banks.

JD Vance, quien ganó la elección al Senado en Ohio y aparece como el candidato más exitoso de los avalados por Trump, dijo que si el expresidente decide postularse nuevamente, confía en que será el candidato del partido.

“Cada año, los medios escriben el obituario político de Donald Trump. Y todos los años, recordamos rápidamente que sigue siendo la figura más popular en el Partido Republicano», dijo Vance en un comunicado.

La decisión de Trump de avanzar ahora está impulsada, en parte, por su deseo de tratar de garantizarse los apoyos de forma que evite el ascenso de DeSantis, a quien durante mucho tiempo ha considerado su enemigo potencial más formidable.

En una señal de su creciente frustración, Trump emitió una larga y enojada declaración el jueves por la noche en la que reprendió a Fox News y otros medios de comunicación controlados por Rupert Murdoch por «apoyar totalmente al gobernador Ron DeSanctimonious DeSantis», a quien criticó como «un gobernador promedio con excelentes relaciones públicas”.

Si bien los aliados del expresidente habían insistido anteriormente en que los reportes de tensiones entre los ambos eran exagerados, Trump arremetió contra DeSantis por no descartar una hipotética candidatura presidencial para 2024 diciendo que estaba enfocado en su trabajo ahora y no en el futuro.

“Bueno, en términos de lealtad y clase, esa no es realmente la respuesta correcta”, escribió Trump. Univisión/Hondudiario

En nuestra Portada...

Coma

Coma