Más de 70.000 trabajadores belgas marchan por las calles de Bruselas contra el aumento del costo de la vida

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

***Se esperan interrupciones de vuelos esta semana, cuando los pilotos y la tripulación de cabina de Brussels Airlines y Ryanair planean un paro laboral.

Tegucigalpa, Honduras

Más de 70.000 trabajadores marcharon este lunes por las calles de Bruselas, la capital belga, para exigir al Gobierno que tome medidas para hacer frente al fuerte aumento del costo de la vida y para presionar por un aumento de los salarios.

Los manifestantes que, portaban banderas y pancartas en las que se leían frases como: «más respeto, salarios más altos» o «fin de los impuestos especiales», exigen un mayor poder adquisitivo, mientras que otros proclaman que los empleadores necesitan mejorar tanto los salarios como las condiciones laborales.

Los manifestantes y sindicalistas exigen un aumento de sueldos, debido al aumento de los precios y la inflación. Además, piden una negociación colectiva libre, pues la Ley de Normas Salariales deja poco margen para hablar con los empresarios sobre los salarios y solicitan al Gobierno federal que tome medidas más claras con miras a aumentar el poder adquisitivo de la población, recogen los medios.

Entre 70.000 y 80.000 personas se congregaron en las calles de Bruselas, según cifras de la Policía y de los sindicatos.

Por su parte, el primer ministro, Alexander De Croo, declaró a la emisora ​​pública RTBF que los trabajadores belgas estaban mejor protegidos que los empleados de cualquier otro país europeo, y subrayó que «la indexación automática (de los salarios) funciona». En este sentido, destacó que «la gente ha visto aumentar cuatro veces seguidas sus salarios, asignaciones o pensiones, del 2%». Además, agregó que su Gobierno había extendido las exenciones de impuestos sobre las ventas de gas, electricidad y combustible hasta fin de año.

La marcha tiene lugar después de que huelgas de un día en el aeropuerto de Bruselas provocaran el retraso y la cancelación de la salida y la llegada de vuelos de pasajeros.

Se esperan más interrupciones de vuelos para esta semana, cuando los pilotos y la tripulación de cabina de Brussels Airlines y Ryanair planean un paro laboral, del 23 al 25 de junio, por las condiciones laborales, al igual que sus homólogos de la aerolínea irlandesa de bajo coste Ryanair en Bélgic, prevista para entre el 24 y el 26 de junio. RT/Hondudiario

En nuestra Portada...

Coma