«Me dolió en el alma»: mamá de niñas hondureñas abandonadas en la frontera de EEUU

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

***Padilla, una mujer hondureña, asegura que no tuvo otra opción que abandonar a sus hijas porque intentaron cruzar la frontera varias veces, pero los habían deportado. 

Tegucigalpa, Honduras

Tras varios días de incertidumbre, Sandra Padilla, la madre de dos de las cinco pequeñas centroamericanas que fueron abandonadas en la frontera recientemente, hizo unas declaraciones públicas desde México. “Necesito que me ayuden porque quiero estar con mis hijas, yo nunca hubiera querido dejarlas ahí. Me dolió en el alma y Dios lo sabe”, dijo Sandra Padilla en exclusiva para Noticias Telemundo.

Padilla es la madre de Nasley, de 7 años, y Cristal, de 4 años, dos de las cinco niñas centroamericanas de entre 7 años y 11 meses que fueron encontradas el 9 de mayo en el Valle de Río Grande, en Texas, sin ningún adulto que las acompañara, según informó la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por su sigla en inglés).

Padilla, una mujer hondureña, asegura que no tuvo otra opción que abandonarlas porque habían intentado cruzar la frontera varias veces, pero los habían deportado. “Nunca quise dejarlas ahí, Dios sabe que siempre le pedí a él que me las cuidara”, explicó en la entrevista.

También asegura que junto a ella viajaban los padres de las otras menores, su esposo, su hermano Edixon y su cuñada Daisy, que son los padres de la bebé de 11 meses y otra niña de cinco años. La otra niña encontrada no pertenece a la familia Padilla.

Miriam Salinas, la madre de Sandra que vive en Houston, Texas, se refirió a la situación de su hija: “Imagínese ella ahorita está débil después de tanto caminar, sin comer y sin nada y no me puedo imaginar cómo se encuentra porque nunca había dejado a sus hijas”.

De los otros padres de las menores aún se desconoce el paradero, mientras tanto Sandra pide ayuda al gobierno de Estados Unidos para volver a abrazar a sus pequeñas.

El hallazgo de las niñas ocurrió en una granja en los alrededores de Normandy, cerca de San Antonio. Los dueños de la propiedad alertaron a la Patrulla Fronteriza de su presencia.

«Es desgarrador encontrar niños tan pequeños que se las arreglan solos en medio de la nada», afirmó en un comunicado Austin Skero II, jefe de la Patrulla Fronteriza del sector Del Río. «Desafortunadamente, esto sucede ahora con demasiada frecuencia», añadió.

«Si no fuera por nuestra comunidad y las autoridades encargadas de hacer cumplir la ley, estas niñas podrían haber enfrentado temperaturas de más de 100 grados sin ayuda», destacó Skero II.

Este incidente recuerda la situación desesperada de Wilton Gutiérrez, un niño nicaragüense de 10 años que fue hallado por un agente luego de que fuera abandonado a su suerte en la frontera a principios de abril.

Las imágenes del menor no acompañado, llorando y aterrado tras perder al grupo de migrantes con el que había cruzado la frontera se convirtieron en un símbolo del peligro y la dureza del viaje que enfrentan los niños indocumentados al cruzar la frontera solos.

Desde que el presidente, Joe Biden, llegó a la Casa Blanca en enero, la frontera sur ha experimentado un aumento abrumador de niños que llegan sin la compañía de un padre o adulto. En marzo, el número de menores no acompañados interceptados por agentes fronterizos llegó a casi 19,000, la cifra más alta que se ha registrado. Telemundo/Hondudiario

URL Corta: https://bit.ly/3oowdlm
¡Escanéame!