No hay sobrevivientes del avión que se estrelló en China con 132 personas a bordo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

***Así lo aseguran autoridades citadas por medios locales, mientras la operación de búsqueda continúa este martes. Aún investigan qué causó que el Boeing 737-800 cayera en una picada pronunciada antes de aterrizar.

Tegucigalpa, Honduras

Los rescatistas encontraron sólo objetos personales, como carteras y tarjetas bancarias e identificaciones manchadas de barro, pero ningún sobreviviente en la ladera de una montaña en el sur de China donde se estrelló el lunes un avión con 132 personas a bordo.

La aeronave de China Eastern cayó inexplicablemente del cielo y estalló en una bola de fuego, provocando un incendio en el área. Videos de cadenas de televisión local muestran pequeños pedazos del avión esparcidos en el lugar del accidente.

Familiares y amigos de las personas que viajaban a bordo del avión, que estaba haciendo un vuelo regional entre las ciudades de Kunming y Guangzhou, se reunieron en los aeropuertos de estas ciudades a la espera de noticias sobre sus seres queridos. En el lugar del accidente, se realizaron además rituales en honor a las víctimas.

Las autoridades aún están investigando lo que causó que el Boeing 737-800 cayera en una picada pronunciada cerca de cerca de la ciudad de Wuzhou cuando se disponía a comenzar a aterrizar.

El avión llevaba aproximadamente una hora de vuelo, a una altitud de 29,000 pies cuando comenzó a caer en picada rápido alrededor de las 2:20 pm hora local, según datos de FlightRadar24.com. El avión se hundió a 7,400 pies antes de recuperar brevemente unos 1,200 pies de altitud y luego volvió a caer. El avión dejó de transmitir datos 96 segundos después de comenzar su descenso precipitado.

La búsqueda de las cajas negras que contienen los datos de vuelo y las grabadoras de voz de la cabina se dificulta dado que el accidente ocurrió en una zona montañosa remota a la que sólo se puede acceder a pie o en motocicleta, indicó la agencia oficial de noticias Xinhua. Los investigadores trabajarán con drones y harán también una búsqueda manual.

El accidente dejó un pozo profundo en la ladera de la montaña, dijo Xinhua, citando a los rescatistas. Los testigos indican que golpeó contra una ladera de la montaña donde no había residentes.

«Cayó en picada. En cuestión de segundos, se estrelló”, contó Chen Weihao, quien vio el accidente mientras trabajaba en su granja.

El vuelo número 5735 de China Eastern se dirigía a Guangzhou, un centro industrial no lejos de Hong Kong en la costa sureste de China. Al estrellarse, provocó un incendio lo suficientemente grande como para que pueda ser visto desde las imágenes satelitales de la NASA.

En el avión viajaban 123 pasajeros y nueve miembros de la tripulación, indicaron las autoridades. No había extranjeros a bordo.

El lugar del accidente está rodeado por tres lados por montañas y solo se puede acceder a él a pie y en motocicleta por un empinado camino de tierra en la región semitropical de Guangxi, famosa por algunos de los paisajes más espectaculares de China. Se instaló una base de operaciones cerca del lugar del accidente con vehículos de rescate, ambulancias y un camión de suministro de energía de emergencia.

En los aeropuertos de Kunming y Guangzhou, se reunieron los familiares de quienes iban a bordo. Se podía ver a personas envueltas en mantas rosas y desplomadas en sillones de masaje en un área de descanso para viajeros en el sótano del de Kunming, indicó la agencia The Associated Press.

En tanto que al menos cinco hoteles con más de 700 habitaciones fueron requisados ​​en el condado Teng de Wuzhou para miembros de la familia, informaron medios chinos.

El presidente ejecutivo de Boeing, Dave Calhoun, dijo que la compañía estaba profundamente entristecida por la noticia y había ofrecido todo el apoyo de sus expertos técnicos para ayudar en la investigación.

La aerolínea deja de volar sus Boeing 737-800

China Eastern, con sede en Shanghái, ha dejado de volar todos sus 737-800, dijo el Ministerio de Transporte de China. Expertos en aviación indican que es inusual dejar en tierra una flota completa de aviones a menos que haya evidencia de un problema con el modelo.

La aerolínea es una de las tres aerolíneas más grandes de China con más de 600 aviones, incluidos 109 Boeing 737-800. La medida tomada podría interrumpir aún más los viajes aéreos nacionales ya reducidos debido a un nuevo brote de COVID-19 en el país.

El Boeing 737-800 ha estado volando desde 1998 y tiene un excelente historial de seguridad, dijo Hassan Shahidi, presidente de Flight Safety Foundation. Es un modelo anterior al 737 Max, que dejó de volar en todo el mundo durante casi dos años después de accidentes mortales en 2018 y 2019.

Antes del lunes, el último accidente fatal de un avión chino ocurrió en agosto de 2010, cuando un Embraer ERJ 190-100 operado por Henan Airlines chocó contra el suelo cerca de la pista en la ciudad nororiental de Yichun y se incendió. Llevaba 96 personas y 44 de ellas murieron. Los investigadores indicaron que ocurrió por un error del piloto. Telemundo/Hondudiario

En nuestra Portada...

Coma