Presidente de Ecuador se declara inocente y rechaza el juicio político en su contra

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

***El mandatario ecuatoriano aseguró que el proceso «pretende asesinar» su reputación basándose en «pruebas obtenidas en forma fraudulenta».

Tegucigalpa, Honduras

El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, se declaró inocente y rechazó el juicio político en su contra por presunto peculado aprobado por la Corte Constitucional del país (CC).

«Soy inocente. En mi vida personal, profesional y pública siempre he actuado con recta intención. Por tanto, rechazo este juicio político, que huele muy mal», dijo el mandatario durante una cadena informativa la noche de este jueves.

Según el mandatario, «algunos asambleístas se han inventado un juicio político porque buscan el poder de manera desesperada, sin límites y por fuera de los tiempos que establece la democracia», ya que, asegura, no existen pruebas en su contra.

En paralelo, el líder ecuatoriano aseveró que «un grupo de asambleístas quieren asesinar» su reputación y la de su familia a base de pruebas «obtenidas en forma fraudulenta». En particular, señaló que se trata de un proceso deliberado para socavar su credibilidad mediante la creación de historias falsas «con el apoyo de algunos dedicados a difundir mentiras».

El jefe de Estado señaló «tres maneras» de ver el proceso: jurídica, política y personal.Lasso asegura que, jurídicamente, la «intención es clara: los asambleístas han hecho caso omiso de la Constitución» con la intención de reprochar su gestión acusándolo de «presumible concusión, concusión por omisión y presumible peculado».

Sin embargo, la CC dio paso al juicio político por un presunto peculado del cual, según el mandatario, no existen pruebas, ya que «peculado es cuando alguien usa y abusa de fondos públicos para su beneficio propio», mientras que se lo acusa de contratos anteriores a su mandato.

«¿Cómo es posible? ¿Qué tengo que ver con un contrato del 2018 o del 2020? Ni siquiera existe una investigación en la Fiscalía sobre este tema. De hecho, ecuatorianos, si alguien hubiera tenido una prueba, debía poner la denuncia en la Fiscalía para iniciar una investigación penal», aseveró el jefe de Estado.

En esta línea, recordó que no hay una causa penal abierta contra su persona, porque «no hay pruebas». Lasso insistió en que no cometió ningún delito, «mucho menos» años antes de postularse a la presidencia.

Por otra parte, aunque remarcó que en Ecuador «impera la Constitución», el presidente denunció que «las mafias del narcotráfico, las mafias que atracaron al Isspol (Instituto de Seguridad Social de la Policía Nacional), de los seguros de las empresas públicas, de la minería ilegal y de negocios petroleros ilegales» están presentes en la política con el objetivo de «recuperar las prebendas ilegales que les quitamos».

Admisibilidad parcial

Con seis votos a favor y tres en contra, la CC dio luz verde la noche de este miércoles al juicio político contra Lasso, tras emitir un dictamen de la admisibilidad parcial en relación con presuntos delitos contra la seguridad del Estado a raíz de una investigación sobre una trama de corrupción en las empresas públicas del país.

En particular, explicaron que se admitió la acusación relacionada con el presunto delito de peculado, pero no así las dos incriminaciones sobre el presunto delito de concusión.

La investigación

La solicitud de juicio político en contra de Lasso se dio a raíz de la publicación periodística desde enero pasado, por parte del medio digital local La Posta, en la que revelan la existencia de una presunta red de corrupción en las empresas públicas de Ecuador, que estaría liderada por Danilo Carrera, cuñado de Lasso.

El caso está siendo investigado por la Fiscalía General del Estado (FGE), instancia que denominó la causa como ‘Encuentro’, aunque mediáticamente se conoce como ‘El Gran Padrino’.

La presunta trama de corrupción operaría principalmente en la Corporación Nacional de Electricidad (CNEL) y en la Corporación Eléctrica del Ecuador (Celec); y también se habría extendido a Petroecuador.

Además, según las revelaciones, el Gobierno ecuatoriano tendría una presunta conexión con el narcotráfico, concretamente con la mafia albanesa. RT/Hondudiario

En nuestra Portada...

Coma