Putin pone condiciones para la paz: retirada de tropas ucranianas y renuncia a la OTAN

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** Putin quiere una Ucrania “neutral, fuera de bloques y no nuclear”. 

Tegucigalpa, Honduras

El presidente ruso, Vladímir Putin, puso este viernes nuevas condiciones para la paz en Ucrania, que debe retirar sus tropas del Donbás y del sur del país, y renunciar a los planes de ingresar en la OTAN, tras lo que el Kremlin anunciaría un inmediato cese del fuego y el comienzo de negociaciones para el arreglo del conflicto.

“Considero que Rusia propone una variante que permitirá poner realmente fin a la guerra en Ucrania. Es decir, llamamos a pasar una trágica página en la historia”, dijo Putin al intervenir de manera extraordinaria ante la plana mayor del Ministerio de Exteriores de Rusia.

Putin, quien advirtió que esa propuesta tiene fecha de caducidad y no busca ni “una tregua provisional” ni la “congelación del conflicto”, no eligió por casualidad la fecha para anunciar su nueva propuesta, ya que los líderes mundiales abordarán el fin de semana en medio de los Alpes suizos una vía de arreglo al conflicto, cita a lo que no fue invitada Rusia.

Repliegue y alto el fuego

“Tan pronto como Kiev anuncie que está dispuesta a adoptar esta decisión e inicie una retirada real de las tropas de esas regiones y también comunique oficialmente su renuncia a los planes a ingresar en la OTAN, será impartida inmediatamente por nuestra parte, literalmente en ese mismo minuto, la orden de cesar el fuego y comenzar negociaciones. Insisto, lo haremos inmediatamente”, dijo.

Subrayó que “las tropas ucranianas deben retirarse completamente de todo el territorio de las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk, y de las regiones de Jersón y Zaporoyia. Entonces las negociaciones serán posibles”.

Rusia exige que el ejército ucraniano se repliegue de las cuatro regiones que se anexionó en 2022, pero que a día de hoy no controla en su totalidad. Para ello, se compromete a garantizar el repliegue “seguro y sin obstáculos” de las unidades militares ucranianas.

Putin admitió que, en marzo de 2022, en el marco de una reunión con un dirigente occidental, se mostró dispuesto a renunciar al control de Jersón y Zaporiyia a cambio de un corredor para el acceso terrestre a la península de Crimea, pero que ahora ese tema “está cerrado y no es objeto de negociación”.

“Sin lugar a dudas, deben ser garantizados plenamente los derechos, libertades e intereses de los ciudadanos rusoparlantes de Ucrania; debe reconocerse la nueva realidad territorial; el estatus de Crimea y Sebastopol, y las repúblicas de Donetsk y Lugansk, y las regiones de Jersón y Zaporiyia como entes pertenecientes a la Federación Rusa”, añadió.

Putin quiere una Ucrania “neutral, fuera de bloques y no nuclear”, a lo que hay que sumar la desmilitarización y desnazificación del país, dos de los objetivos marcados cuando ordenó el inicio de la campaña militar en febrero de 2022.

Negociar, pero sin Zelenski

“Estamos dispuestos a sentarnos en la mesa de negociaciones mañana mismo. Pero, al mismo tiempo, entendemos la particularidad de la situación jurídica”, dijo.

Al respecto, Putin denunció que el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, es un usurpador, ya que su mandato expiró el 20 de mayo, y su legitimidad no puede ser restablecida “por medio de ningún ardid”.

Según el jefe del Kremlin, la Constitución ucraniana estipula que el poder real reside en el jefe del Legislativo, Ruslan Stefanchuk, quien sería también el comandante supremo de las Fuerzas Armadas.

Al admitir su desconfianza hacia las promesas verbales realizadas por Occidente en el pasado, Putin resaltó que todos estos compromisos deben ser acuñados como acuerdos internacionales, lo que incluiría también “la cancelación de todas las sanciones contra Rusia”.

Al mismo tiempo, Putin advirtió que “si Kiev y las capitales occidentales renuncian a esto, como en el pasado, serán al fin y al cabo responsables política y moralmente por la continuación del derramamiento de sangre”.

“Evidentemente, la situación sobre el terreno, en el frente de batalla, cambiará y no en favor del régimen de Kiev y las condiciones para el inicio de negociaciones serán otras”, subrayó, a lo que el vicepresidente de la Duma, Piotr Tolstói, añadió que la próxima propuesta “será de capitulación”.

Mensaje para la cumbre de Suiza

Putin planteó su propuesta en víspera de la cumbre de paz que se celebrará sábado y domingo en Suiza, a la que no asistirán ni Rusia ni China.

“Ya podemos adelantar que todo se reducirá a conversaciones vagas de carácter demagógico y una nueva tanda de acusaciones contra Rusia”, aseveró.

En cuanto a los acuerdos de seguridad firmados por Zelenski con EEUU y otros países occidentales, los calificó de “farol” e “insignificantes” desde el punto de vista jurídico.

Sea como sea, el Kremlin instó a Occidente a estudiar la propuesta rusa “lo antes posible” y negó que represente para Ucrania una rendición en toda regla tras 28 meses de combates.

“Cada vez que Occidente ha rechazado nuestras propuestas, eso no ha traído nada bueno (…) Occidente debe entender la situación real”, afirmó el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov. EFE

En nuestra Portada...

Coma