Rusia amenaza con traer tropas sirias y empeora la crisis humanitaria

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

***Estados Unidos y la Unión Europea tomaron más medidas para aislar económicamente a Moscú, pero Vladimir Putin se mantiene desafiante y estrecha el cerco sobre Kiev.

Tegucigalpa, Honduras

Rusia amplió su ofensiva militar contra Ucrania este viernes, lanzando ataques aéreos contra objetivos en la zona occidental del país por primera vez desde que comenzó la invasión. Mientras, las fuerzas terrestres de Moscú seguían tratando de cercar la capital ucraniana, Kiev, y rendir a otras ciudades sitiadas como Mariupol.

Los ataques aéreos contra las ciudades de Lutsk e Ivano-Frankiv dejaron cuatro muertos y acercaron la guerra a Polonia, un país vecino miembro de la OTAN adonde ha ido a parar la mitad de los 2.5 millones de refugiados ucranianos que ha ocasionado el conflicto de casi tres semanas.

“Esta noche, Rusia atacó ciudades occidentales de Ucrania como Ivano-Frankivsk y el alcalde de la ciudad está pidiendo a los residentes que viven cerca del aeropuerto que evacuen sus casas”, dijo la miembro del parlamento ucraniano Anastasia Radina a la cadena MSNBC. “La pregunta es, ¿adónde deberían ir estas personas?”.

Las tropas rusas, que han visto dificultado su avance durante días por la feroz resistencia ucraniana, parecían estar reagrupándose en los bosques al norte de Kiev este viernes, mientras continúa desarrollándose la peor crisis humanitaria que ha vivido Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

El presidente, Joe Biden, pidió el fin de las relaciones comerciales regulares con Moscú, una medida que permite a Occidente aumentar los aranceles sobre los productos rusos mientras busca aislar y castigar a Vladimir Putin por la invasión a su vecino democrático.

Rusia avanza más dentro de Ucrania

Las fuerzas rusas parecían estar a punto de lanzar una nueva ofensiva contra Kiev, según las imágenes satelitales y pronósticos de funcionarios occidentales, mientras Moscú extendía este viernes su ofensiva aérea contra más ciudades ucranianas.

Las tropas rusas se acercaron el jueves al este de la capital y podrían estar a solo 10 millas del centro de la ciudad, dijo un alto funcionario de Defensa de Estados Unidos.

El Ministerio de Defensa de Reino Unido también advirtió el viernes por la mañana que Moscú probablemente estaba buscando “reorientar sus fuerzas para una ofensiva renovada” en los próximos días, y que esto probablemente “incluiría operaciones contra la capital, Kiev”.

Los analistas han estado monitoreando un enorme convoy militar que amenaza la capital y que parecía estar estancado. Pero Maxar, una empresa comercial de satélites, dijo que esa columna de tropas ahora se había “dispersado y redesplegado en gran medida”, lo que generó temores de que los rusos pudieran estar maniobrando para rodear o atacar la capital.

El presidente ucraniano, Volodymyr Zelenskyy, expresó optimismo y dijo que creía que su país había alcanzado “un punto de inflexión estratégico” en su guerra defensiva.

“Ya estamos avanzando hacia nuestro objetivo, hacia nuestra victoria”, dijo en un discurso publicado en Telegram el viernes temprano, sin dar detalles. “Los ucranianos son personas orgullosas que siempre defienden su tierra y no le darán al ocupante un solo pedazo de tierra”.

Ataques contra aeropuertos

Pero los ataques aéreos rusos contra los aeropuertos de Ivano-Frankiivsk y Lutsk marcaron una mayor expansión del conflicto hacia el oeste. Las autoridades locales dijeron que cuatro personas murieron después de que que el fuego golpeó un aeródromo militar en Lutsk.

La ciudad de Dnipro, en el centro de Ucrania, también fue atacada el viernes por la mañana temprano por aire, matando al menos a una persona, cerca de un jardín de infantes, un edificio de apartamentos y una fábrica de zapatos de dos pisos.

NBC News, la cadena hermana de Noticias Telemundo, no ha verificado el número de personas muertas y Rusia ha negado sistemáticamente estar atacando a civiles.

Sin embargo, ha habido informes de que el Kremlin estaba tratando de aumentar sus fuerzas trayendo a miles de combatientes sirios para reforzar las tropas rusas.

Hablando en una reunión del Consejo de Seguridad, el presidente ruso, Vladimir Putin, dijo que creía que aquellos que quieren luchar junto a las fuerzas rusas deberían poder hacerlo, informó la agencia Reuters. Su ministro de Defensa, Sergei Shoigu, dijo que había hasta 16,000 “voluntarios” listos para unirse a la lucha.

La crisis humanitaria se recrudece

Rusia ha intensificado su ofensiva aunque enfrenta una creciente condena a nivel internacional y el conflicto está empeorando la crisis humanitaria.

Ucrania continuó sus esfuerzos para evacuar a los residentes de las áreas más afectadas este viernes, y Zelenskyy dijo que unos 100,000 civiles habían sido puestos a salvo en los últimos dos días.

Moscú fue acusado de crímenes de guerra tras el ataque aéreo mortal contra un hospital en Mariupol, donde las autoridades advirtieron que se estaba desarrollando una “catástrofe humanitaria”, en medio de intentos fallidos de sacar a los residentes y de ingresar ayuda a esa ciudad portuaria del sur.

La ciudad de alrededor de 400,000 habitantes ha estado privada del acceso a la calefacción, la electricidad y el agua durante al menos una semana debido a las temperaturas bajo cero. Ha resistido incluso cuando crecen los temores por el bienestar de sus residentes.

Moscú dijo el viernes que los separatistas respaldados por Rusia habían tomado Volnovakha, una pequeña ciudad en la región de Donetsk que también ha sido rodeada y bombardeada. NBC News no ha confirmado este dato y los funcionarios ucranianos no han comentado sobre el tema.

Después de que las conversaciones en Turquía entre los principales diplomáticos de los dos países parecieron progresar poco, hay pocas esperanzas de un rápido fin para el conflicto.

El número de refugiados que han huido de Ucrania llegó a 2.5 millones el viernes, según la agencia de refugiados de las Naciones Unidas. Casi dos millones más han sido desplazados dentro de Ucrania, dejando atrás sus hogares y, a menudo, a sus familias.

La oficina de derechos humanos de la ONU dijo que había documentado 549 muertes de civiles y 957 heridos por la guerra, y agregó que el número de víctimas y el “sufrimiento humano general” estaban aumentando. El conteo, que se tomó hasta la medianoche del miércoles, probablemente se quedó corto.

Preocupaciones por armas biológicas

En los últimos días, Occidente ha expresado una creciente alarma de que los civiles puedan enfrentarse a un posible ataque químico o biológico de Rusia.

Zelenskyy desestimó los esfuerzos de Moscú de acusar a Ucrania de planear una «operación de bandera falsa», que Estados Unidos y sus aliados han señalado en los últimos días como una posible distracción de Moscú para sus propios planes de llevarla a cabo ellos.

En un discurso en video, el líder ucraniano dijo que las afirmaciones de Rusia eran preocupantes. Advirtió a Moscú que si Moscú «hace algo por el estilo» contra Ucrania, tendrá que vérselas con una respuesta rápida de la comunidad internacional.

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunió el viernes por la mañana a pedido de Rusia para discutir el tema.

Más presión de Estados Unidos

Debido a que Rusia no ha mostrado signos de querer dar un paso atrás en su ofensiva militar, Washington y Europa han buscado asestar un nuevo golpe financiero a Moscú.

Biden anunció el viernes que Estados Unidos y sus aliados del G7 tomarán medidas para negar la designación de estatus de “nación más favorecida” a Rusia, poniendo fin a las relaciones comerciales regulares y allanando el camino para aranceles más altos.

La Unión Europea dijo que planeaba hacer lo mismo.

Biden dijo que Estados Unidos también prohibirá las importaciones de productos rusos como los mariscos, el vodka y los diamantes. Como sus aliados, también cortará la capacidad de Moscú de buscar financiamiento del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.

“La guerra de Putin en Ucrania nunca acabará en victoria”, dijo Biden. “No permitiremos que autócratas y aspirantes a emperadores dicten la dirección del mundo”.

La medida entraría en vigor pocos días después de que Estados Unidos prohibiera las importaciones de petróleo y gas rusos y mientras Occidente se suma a una lista cada vez mayor de sanciones dirigidas a los más poderosos y ricos de Rusia.

Estados Unidos también advirtió a Moscú que no se apodere de los activos de ninguna empresa que se haya sumado al éxodo de negocios internacionales del país.

La vicepresidenta, Kamala Harris, llegó a la capital de Rumania para la siguiente etapa de un viaje que busca tranquilizar a los aliados europeos, después de completar una visita a Polonia.

Putin se mantiene desafiante

Al hablar antes de las conversaciones en Moscú con el presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, un aliado cercano, Putin se mantuvo desafiante.

El líder ruso dijo estar convencido de que su país “superará estas dificultades”.

“Por supuesto, hay problemas relacionados con eventos recientes”, dijo en declaraciones televisadas. “Siempre ha habido intentos de restringir nuestro desarrollo y están sucediendo ahora, obviamente a mayor escala”.

Sin embargo, también sugirió que hubo “algunos cambios positivos” en las conversaciones con Ucrania y dijo que compartiría más detalles con su homólogo bielorruso.

Sus comentarios se produjeron luego de que Rusia restringió el acceso a Instagram, inició un caso penal contra su empresa matriz, Meta Platforms, y tomó medidas para designarla como una “organización extremista”.

La medida se produjo después de un cambio de política que permitía a los usuarios llamar a la violencia contra los soldados rusos en el contexto de la guerra.

Meta no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Esta fue la más reciente ofensiva contra la libertad de expresión en el país desde que Putin lanzó su invasión, dejando a Rusia aislada tanto económica como culturalmente. Telemundo/Hondudiario

En nuestra Portada...

Coma