México vendió el avión presidencial; recursos se destinarán a construcción de hospitales en zonas pobres

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
**** El director general del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), Jorge Mendoza Sánchez, precisó que a partir de hoy, tiene diez días para llevar hacia su país el Boeing 787.
Tegucigalpa, Honduras

El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que se vendió el avión presidencial y a través de un video en sus redes sociales, indicó que el comprador es el gobierno de Tayikistán, cuya negociación se cumplió con el comité estatal de inversiones y administración de propiedades; «este día, de conformidad con el avalúo oficial, depositó mil 658 millones 684 mil 400 pesos a la cuenta del Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado (Indep)», se detalló en el sitio oficial del Gobierno mexicano.

El director general del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), Jorge Mendoza Sánchez, precisó que a partir de hoy, tiene diez días para llevar hacia su país el Boeing 787, aeronave que el mandatario mexicano prometió venderlo en su campaña proselitista, considerando que era una ostentosidad en el Gobierno. previo a esta venta, López Obrador, realizó una rifa para recaudar el valor del avión pero fracaso, sin embargo se logró este jueves, según lo informado.

“La transacción está cerrada, ya recibimos los recursos en su totalidad. Se encuentran en la cuenta del Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado. Esto ya es un hecho. Esta venta va a generar, además de los recursos que recibimos, va a generar ahorros, primero un ahorro de 232 millones de pesos de intereses que le tenía que pagar el gobierno federal a Banobras. Con este monto ya se liquida el arrendamiento y Banobras en su lugar, la totalidad de la recepción de estos recursos se los va a regresar a la Tesorería de la Federación para que se puedan aplicar en proyectos en el sector salud”, puntualizó.

Señaló que la venta del avión presidencial significa el cumplimiento de un compromiso a partir de la acción coordinada del Indep, Banobras, la Secretaría de la Defensa Nacional y la Presidencia de la República.

El jefe del Ejecutivo reiteró que el dinero se invertirá en la construcción de dos hospitales del IMSS Bienestar con 80 camas cada uno, que serán inaugurados antes de terminar el Gobierno de la Cuarta Transformación.

Estarán ubicados en Tlapa, Guerrero y Tuxtepec, Oaxaca. Ingenieros militares de la Secretaría de la Defensa Nacional llevarán a cabo la edificación.

“La semana próxima vamos en la mañanera a informar más sobre el avión; vamos a invitar a Ernesto, al general Sandoval, a Jorge para que se detalle más, se dé a conocer toda la información”, concluyó el presidente.

Señaló que la compra de la aeronave en tiempos de Felipe Calderón para Enrique Peña Nieto contradice la austeridad y es ejemplo de ostentación y derroche.

“Ya nos quitamos este pendiente porque vaya que nos costó encontrar un cliente, pero bueno, lo hubo. (…) Es importante que se conozca cómo se pensaba antes, cómo actuaban las autoridades, como pequeños faraones y eso ya no se debe de permitir. No repetir esto nunca más, es ofensivo”, remarcó.

En el anuncio participaron el titular de la Sedena, Luis Cresencio Sandoval González y el director del Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado, Ernesto Prieto Ortega. Prensa Oficial 

En nuestra Portada...