Texas aprueba la ley que restringe el aborto después de las seis semanas

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

***La nueva ley puede obligar a las mujeres a viajar cientos de millas para ejercer este derecho legal. Activistas confían en que la Corte Suprema intervenga: “Esta ley inconstitucional es un ataque a gran escala contra las pacientes”.

Tegucigalpa, Honduras

Algunas clínicas de aborto de Texas ya estaban rechazando pacientes incluso antes de que la nueva y dura ley del estado que restringe el derecho al aborto entrara en vigor a medianoche.

Desde mediados de agosto, los 11 centros de salud de Planned Parenthood en Texas que prestan servicios de aborto han dejado de programar visitas para después del 1 de septiembre para gestantes con más de seis semanas de embarazo. La decisión de Planned Parenthood se debe a la ley conocida como S.B. 8, que prohíbe los abortos en Texas cuando se cumple ese plazo durante el embarazo.

La gran mayoría de las personas que abortan en Texas tienen al menos seis semanas de embarazo. Como resultado, la ley prohibiría casi todos los abortos en el estado, según Planned Parenthood y Whole Woman’s Health.

Pero a diferencia de las leyes antiaborto de otros estados, la prohibición de Texas impide a los funcionarios estatales hacerla cumplir y, en cambio, permite a los individuos demandar a una clínica de abortos o a cualquiera que haya ayudado a alguien a abortar después del límite y exigir hasta 10,000 dólares por acusado.

«A partir del miércoles, 7 millones de mujeres de Texas en edad reproductiva perderán el acceso al aborto después de las seis semanas de embarazo, obligándolas a viajar cientos de kilómetros fuera del estado si desean abortar, y si es que pueden permitírselo», explicó Alexis McGill Johnson, presidenta y directora general de Planned Parenthood Federation of America.

«Esta ley inconstitucional es un ataque a gran escala contra las pacientes, sus proveedores de atención médica y sus sistemas de apoyo», añadió.

Las cuatro clínicas de Whole Woman’s Health en Texas también cumplirán la ley y prohibirán el aborto a las siete semanas o menos en función de los resultados de la ecografía y si se detecta actividad cardíaca, según adelantó el diario 19thnews. Amy Hagstrom Miller, presidenta y consejera delegada de Whole Woman’s Health y Whole Woman’s Health Alliance, dijo que es «increíble» que la ley haya sido aprobada y esté lista para entrar en vigor.

«Los tejanos, como todo el mundo en este país, deberían poder contar con una atención médica segura para abortar en su propio estado. Nadie debería verse obligado a conducir cientos de kilómetros o a continuar con un embarazo en contra de su voluntad, pero eso es lo que ocurrirá a menos que el Tribunal Supremo intervenga», afirmó Hagstrom Miller.

Un grupo de activistas y por el derecho al aborto y clínicas, entre los que se encuentran Planned Parenthood y el Centro de Derechos Reproductivos, presentó el lunes una solicitud de urgencia ante el Tribunal Supremo para que bloqueen la ley. El Tribunal Supremo todavía no se ha pronunciado sobre el caso.

«El pueblo estadounidense está deseando humanizar nuestras extremas y anticuadas leyes sobre el aborto», lamentó Marjorie Dannenfelser, la presidenta del grupo antiabortista Susan B. Anthony List, en un comunicado. «Estamos con Texas y esperamos que, pronto, el Tribunal Supremo libere a todos los estados para proteger a los más vulnerables».

Si se cierra la mayor parte o la totalidad de los servicios de aborto en Texas, la distancia media en coche de ida a una clínica se multiplicaría por 20, de 12 a 248 millas (de 19 a 400 kilómetros) según el Instituto Guttmacher, una organización de investigación que estudia los derechos de salud reproductiva.

En abril de 2020, Texas había prohibido temporalmente la atención al aborto en medio de la pandemia de coronavirus para ayudar a preservar el espacio hospitalario y el equipo de protección personal para los pacientes de COVID-19.

Durante ese tiempo, Planned Parenthood of the Rocky Mountains -que incluye clínicas en Colorado, Nuevo México y Las Vegas- informó de que el número de pacientes procedentes de Texas se había multiplicado por 12. Planned Parenthood of the Rocky Mountains espera una gran afluencia de pacientes si se aplica la nueva ley.

Sin embargo, los activistas del derecho al aborto advierten que muchas mujeres no podrán cruzar las fronteras estatales para interrumpir su embarazo, ya que, por ejemplo, no todas tiene acceso a un coche o tiempo libre suficiente tras el trabajo.

El Proyecto de Evaluación de Políticas de Texas de la Universidad de Texas en Austin estimó que, si la ley entra en vigor, alrededor del 80% de las tejanas que quieren abortar no podrán hacerloen el estado y el 46% de las tejanas quieren interrumpir su embarazo podrían verse obligadas a tener a dar a luz.

La prohibición también «dará impulso a otros estados conservadores para que aprueben leyes idénticas», señaló Elizabeth Nash, analista de políticas estatales del Instituto Guttmacher.

«Hay unos 20 estados que ya han promulgado prohibiciones integrales o tempranas del aborto, y esos estados utilizarán Texas como hoja de ruta para prohibirlo si pueden», señaló Nash. Telemundo/Hondudiario

URL Corta: https://bit.ly/3t3jaIq
¡Escanéame!
Coma
Coma