Un terrorista asesinó con cuchillo a una empleada de la Policía cerca de París

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

***El criminal fue identificado como ciudadano tunecino. Mató a puñaladas a la mujer al grito de “Alá es grande”, antes de ser abatido en Rambouillet, al suroeste de la capital.

Tegucigalpa, Honduras

Un ciudadano tunecino mató a puñaladas este viernes a una funcionaria de policía al grito de “Alá es grande”, antes de ser abatido, en la comisaría de Rambouillet, al suroeste de París, y por el cual se abrió una investigación por terrorismo.

El ataque en Rambouillet, una acomodada y habitualmente pacífica ciudad a unos 60 kilómetros de París, volvió a encender las alarmas en un país golpeado regularmente por atentados islamistas. El presidente Emmanuel Macron dijo que Francia no cederá ante el “terrorismo islamista”.

“No cederemos en la lucha contra el terrorismo islamista”, dijo Macron en un mensaje publicado en Twitter.

El ataque tuvo lugar hacia las 14:20 (12:20 GMT) en la entrada de la comisaría de esta ciudad de 26.000 habitantes, indicaron a la agencia de noticias AFP fuentes policiales.

Según los primeros elementos de la investigación, la funcionaria administrativa, de 49 años, fue acuchillada dos veces en la garganta cuando regresaba de su hora de almuerzo.

La víctima, madre de dos niños, sufrió en un principio un paro cardíaco y falleció poco después, a pesar de la intervención de los socorristas.

Su agresor, de nacionalidad tunecina, la atacó al grito de “Alá es grande”, según una fuente cercana a la investigación. El hombre murió poco después abatido por otro agente, indicó una fuente policial.

El primer ministro, Jean Castex, que acudió al lugar del ataque, denunció un “acto bárbaro de una crueldad sin límites” contra “una heroína de la vida cotidiana”.

“Quiero decir a la policía que comparto su emoción y su indignación”, añadió.

“Nuestra determinación en la lucha contra el terrorismo, en todas sus formas, se mantiene intacta”, reiteró Castex ante la prensa.

Ola de ataques

El atacante, de 36 años, llegó a Francia ilegalmente en 2009, pero desde entonces había obtenido un permiso de residencia, señaló una fuente policial, que añadió que no tenía antecedentes penales. Acababa de instalarse en Rambouillet.

Un cordón de seguridad impedía a una decena de curiosos acercarse a la comisaría, situada en una zona residencial acomodada, constató un periodista de la AFP.

Los últimos años han estado marcados por varios ataques con cuchillo en Francia. En octubre de 2020, en este mismo departamento del país (Yvelines) un profesor de secundaria fue decapitado por un joven de 18 años de origen checheno.

El mismo mes, tres personas murieron a manos de un tunecino recién llegado a Francia en una iglesia de la ciudad mediterránea de Niza.

En septiembre, un paquistaní hirió a dos personas con un cuchillo frente a la antigua sede de la revista satírica Charlie Hebdo, que había publicado caricaturas del profeta Mahoma.

Y el 3 de octubre de 2019, en el recinto de la jefatura de policía de París, un empleado mató con un cuchillo a tres policías y a un funcionario administrativo, antes de ser abatido.

El gobierno de Macron intenta hacer aprobar un proyecto de ley que pretende reforzar el arsenal legislativo para combatir el islamismo radical en Francia, pero para sus críticos el texto estigmatiza a los musulmanes y limita las libertades. Infobae/Hondudiario

URL Corta: https://bit.ly/3v6XUBs
¡Escanéame!
Coma
Coma