Una tormenta de nieve golpea el Sureste de EEUU y deja a cientos de miles sin electricidad

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email

***El mayor temporal en el Atlántico Medio desde 2019 causa problemas también a Biden, que no pudo volver a la Casa Blanca en helicóptero y debió abrirse paso por carreteras nevadas.

Tegucigalpa, Honduras

Una inmensa tormenta de nieve, la más grande en la región del Atlántico Medio desde 2019, está golpeando al Sureste del país este lunes con pronósticos de posibles acumulaciones de nieve de hasta un pie en partes de Virginia, Maryland, Delaware y Nueva Jersey.

Más de 29 millones de personas están bajo alerta por las severas condiciones meteorológicas del norte de Georgia hasta Cape Cod.

Se registró nieve acumulada en la noche del domingo al lunes en partes del norte de Alabama, el norte de Georgia, gran parte de Tennessee y tan al sur como el Panhandle de Florida. Al amanecer, ya se habían reportado tormentas de nieve en Alabama, Tennessee, Carolina del Norte, Virginia y Maryland.

Cientos de miles de usuarios quedaron sin electricidad, entre ellos más de 344,000 en Virginia y 166,000 en Carolina del Norte, según el sitio web PowerOutage.us, que recolecta datos de servicios públicos de Estados Unidos. En tanto que más de 85,000 clientes en Georgia y más de 75,000 clientes en Carolina del Sur no tenían energía eléctrica al mediodía del lunes.

Durante la primera mitad del día del lunes, se esperaba que la nieve fuera intensa en ocasiones, de 1 a 4 pulgadas por hora, lo que genera acumulaciones en las carreteras.

A medida que la tormenta se dirige hacia el mar, cubrirá Cape Cod con nieve, pero en este momento no se espera que haya nevadas en Boston.

Es probable que haya una franja general de 3 a 6 pulgadas de nieve desde el sur de Virginia hasta el este de Long Island. Las mayores niveles, de 6 a 12 pulgadas, están pronosticados para un región extendida desde el centro de Virginia (área de Fredericksburg) hasta el sur de Nueva Jersey (Atlantic City).

Un juego de millas

Aún no hay certeza en los pronósticos en cuánta nieve registrarán en partes del sur de Pennsylvania, el centro y norte de Nueva Jersey y la ciudad de Nueva York, donde se espera un corte brusco de la tormenta para el mediodía. El lugar donde caiga finalmente este gradiente de nieve determinará el total de pies que tendrá Philadelphia y Nueva York.

En otras palabras, en una distancia de 20 millas, se puede pasar de nieve a tan sólo polvo acumulado.

Además de grandes caídas de nieve momentáneas, se pronostican ráfagas de viento de hasta 40 millas por hora en partes del Atlántico Medio, especialmente en el sur de Nueva Jersey, lo que podría provocar condiciones de ventisca y cortes de energía.

Es probable que se produzcan retrasos importantes en el movimiento vehicular en los mayores centros de tránsito de Washington, Philadelphia y Nueva York.

Este sistema dinámico de tormentas de nieve también tiene un lado severo. El lado sur del temporal en el Atlántico Medio estaba produciendo tormentas eléctricas severas el lunes por la mañana en el este de las Carolinas.

El lunes a la mañana hubo además una alerta de tornado para ciudades como Myrtle Beach y Cape Hatteras, con tormentas con vientos severos que pueden generar daños y tornados aislados a través del este de las Carolinas. También preocupa la posibilidad de que se registraran inundaciones repentinas.

La inmensa tormenta tiene un impacto mayor al llegar a la región después de que se registraran el fin de semana temperaturas más primaverales. El domingo, las temperaturas máximas llegaron a los 70 grados en el suroeste y los 60 en el Atlántico medio y el noreste. Para el lunes, se esperaban entre 20 y 30 grados menos.

Estas temperaturas mucho más frías podrían hacer que las carreteras mojadas se congelen desde el lunes por la noche hasta el martes por la mañana.

Biden vuelve a la Casa Blanca en medio del temporal

El presidente, Joe Biden, regresó a la Casa Blanca el lunes después de sus vacaciones en Delaware en medio de un clima invernal severo que envió a las tripulaciones del aeropuerto a despejar la pista para el Air Force One y obligó al equipo del mandatario a atravesar calles cubiertas de nieve.

Docenas de trabajadores de la Base Conjunta Andrews, cerca de D.C. y del aeropuerto de Delaware, desde el que Biden partía, se apresuraron a despejar la pista antes del regreso del presidente el lunes por la mañana. En un momento, la escalera que usa el presidente para salir del avión se atascó en la nieve, lo que le impidió a él y a su personal desembarcar durante aproximadamente media hora. Biden protegió su rostro de la nieve que caía pesadamente hasta que finalmente pudo desembarcar.

Las condiciones climáticas que impidieron que el presidente hiciera el viaje desde el aeropuerto a la Casa Blanca en helicóptero, y su caravana tuvo que abrirse paso en la carretera, que registraba condiciones tan malas que tractocamiones se habían hundido dejando a cientos de personas varadas, informó NBC 4 en Washington.

La caravana de Biden evitó su ruta típica y avanzó a unas 20 millas por hora durante la mayor parte del viaje, disminuyendo la velocidad en algunos lugares mientras pasaba junto a autos que se habían quedado atascados en la nieve.

El temporal provocó que la Casa Blanca cancelara la rueda de prensa diaria, que habría sido la primera desde las vacaciones de fin de año. Las oficinas federales en la región de D.C. cerraron sus puertas mientras que sólo los empleados designados como personal de emergencia deben presentarse a trabajar.

Biden pasó ocho días durante las vacaciones entre sus casas en Rehoboth y Wilmington, en lo que fue su viaje número 31 a Delaware como presidente. Telemundo/Hondudiario

URL Corta: https://bit.ly/3ELd3wE
¡Escanéame!
Coma
Coma