Zelensky dijo que “el mundo debe reaccionar” tras destrucción de la represa de Kajovka 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** El presidente ucraniano aseguró que las tropas invasoras que controlaban el dique llevaron a cabo “una explosión interna de las estructuras” durante la madrugada y rebatió la versión de Moscú: “Es físicamente imposible volarla desde el exterior”, argumentó.  

Tegucigalpa, Honduras

El presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, afirmó el martes que “el mundo debe reaccionar” ante el ataque a la presa de Kajovka, culpando a Rusia de la rotura que ha causado extensas inundaciones. 

“El mundo debe reaccionar”, dijo en Twitter. Según apuntó, Rusia llevó a cabo “una explosión interna de las estructuras” de la central a las 2.50 hora local (2350 GMT). 

“Rusia lleva más de un año controlando la presa y toda la central nuclear de Kajovka. Es físicamente imposible volarla de algún modo desde el exterior, mediante bombardeos. Fue minada por los ocupantes rusos. Y la volaron”, sostuvo. 

“Rusia ha detonado una bomba de destrucción medioambiental masiva. Es el mayor desastre medioambiental provocado por el hombre en Europa en décadas. Es el terrorista más peligroso del mundo. Y por eso la derrota de Rusia -una derrota que aseguraremos de todos modos- será la contribución más significativa a la seguridad de nuestra región, de nuestra Europa y del mundo entero”, escribió. 

Además, pidió que no haya más debilidad en Europa, en un nuevo reclamo para recibir más apoyo militar. “Cada paso, decisión y cumbre nuestra debe fortalecernos a todos en nuestra defensa contra el terror ruso. Sin duda, la cumbre de la OTAN de Vilnius debe garantizarlo”, instó. 

Por su parte, el Kremlin atribuyó este martes a un “sabotaje deliberado” de Kiev la destrucción parcial de la represa hidroeléctrica. “Se trata sin duda de un acto de sabotaje deliberado de la parte ucraniana, que fue planificado y ejecutado por orden de Kiev”, declaró a la prensa el portavoz de la presidencia rusa, Dmitri Peskov. 

El portavoz rechazó “firmemente” las acusaciones de las autoridades ucranianas, que culparon a Moscú. “Toda la responsabilidad es del régimen de Kiev”, insistió Peskov, y afirmó que uno de los objetivos de lo ocurrido es “privar de agua a Crimea”, península del sur de Ucrania anexionada por Rusia en 2014. 

Construida en los años 1950 durante la época soviética, la represa hidroeléctrica de Kajovka permite enviar agua al canal de Crimea del Norte, que arranca en el sur de Ucrania y atraviesa toda la península de Crimea. Infobae/Hondudiario  

En nuestra Portada...

Coma