A reunión el INM y alcalde de Danlí por crisis de migrantes en el oriente del país

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** Dadas las circunstancias, el alcalde de Danlí, no descarta cerrar la ciudad si no obtiene respuestas de apoyo de parte de las autoridades de Gobierno.

Tegucigalpa, Honduras

El Director del Instituto Nacional de Migración (INM), Allan Alvarenga y el alcalde de Danlí, El Paraíso, Abraham Kafati Díaz, sostendrán una reunión este miércoles para abordar el tema sobre la aglomeración de migrantes en esa región.

Alvarenga manifestó que el INM está aplicando una estrategia de gestión de frontera en el que se va a tratar de aumentar la capacidad institucional para poder atender y dar servicio a los migrantes que se encuentren en la zona oriental y sur del país.

Dado que, este 2023 se ha observado un incremento en el flujo migratorio en condición de irregular que transcurre por el territorio nacional, “solo este año hemos alcanzado una cifra histórica de alrededor de 225 mil personas que se han encontrado en tránsito en la ruta migratoria hacia Estados Unidos”, según indicó.

Además, confirmó que unos 225 mil migrantes han transitado por Honduras con rumbo hacia los Estados Unidos. De acuerdo a reportes, la madrugada de este miércoles ingresaron al país por la frontera La Manos, El Paraíso, más de mil migrantes provenientes del sur del continente americano.

Dadas las circunstancias, el alcalde de Danlí, no descarta cerrar la ciudad si no obtiene respuestas de apoyo de parte de las autoridades de Gobierno.

En ese sentido, Alvarenga expuso que instituciones como Seguridad, Policía de Frontera, Instituto Hondureño del Transporte Terrestre, Derechos Humanos, Copeco y otras instancias “vamos a hacer una intervención estratégica y coordinada para encontrar soluciones para los migrantes que se encuentran varados en el municipio de Danlí”.

Entre otras acciones que el INM está tomando para regular la situación, es la construcción la instalación y la infraestructura del centro de atención al migrante irregular “Francisco Paz”, motivo por el cual se han reducido a la mitad las atenciones.

“Este año podríamos cerrar arriba de las 300 mil personas migrantes en condición de irregulares que ingresen al país, pero es importante asegurarles que el INM tiene la capacidad para dar respuesta a las personas que se encuentren en el flujo mixto. La migración es derecho social y humano”, finalizó. PC/Hondudiario

En nuestra Portada...

Coma