Agentes del Estado utilizarían horas de la madrugada para violentar DDHH de mujeres: CONADEH

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** El CONADEH atendió 23 quejas de personas que no solo denunciaron que los allanamientos fueron ejecutados en horas de la madrugada, sino que alegaron la pérdida de objetos personales.

Tegucigalpa, Honduras

Decenas de mujeres denunciaron, ante el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH), que agentes encargados de la seguridad en el país realizan allanamientos, entre “cantos de gallo y media noche”,  para hacer un uso desproporcionado de la fuerza y violentar sus derechos, acciones que las pone en mayores situaciones de riesgo y vulnerabilidad

El CONADEH  realizó un informe denominado “desafíos invisibilizados: violencia de género durante el estado de excepción” con el objetivo de analizar y visibilizar la situación de las niñas, adolescentes y mujeres en el contexto del estado de excepción a la luz de las quejas atendidas  por este ente estatal y las formas de violencia que son ejercidas en contra de ellas de conformidad a los hechos relatados por las víctimas en las quejas presentadas.

Al cumplirse un año del estado de excepción, esta Institución Nacional de Derechos Humanos atendió más de un centenar quejas contra agentes del orden  como responsables de violentar los derechos humanos de niñas, adolescentes y mujeres.

Al menos 41 quejas fueron presentadas contra la Dirección Policial Anti Maras y Pandillas contra el Crimen Organizado (DIPAMPCO), 30 contra la Policía Nacional, 23 contra la Dirección Policial de Investigación (D.P.I), 9 contra la Policía Nacional Preventiva, 6 contra la Policía Militar del Orden Público y 1 contra la Policía Municipal.

El CONADEH calificó de “alarmantes” los niveles de violencia y arbitrariedad perpetrados por agentes de seguridad pública en el marco de la suspensión de garantías.

Su titular, Blanca Izaguirre recordó que es deber del Estado abstenerse de cualquier acción o práctica de violencia contra la mujer y velar porque las autoridades, sus funcionarios, personal y agentes e instituciones se comporten de conformidad con esta obligación.

Más de un centenar de quejas atendidas en un año

Entre el 06 de diciembre del 2022 y el 06 de diciembre del 2023, el CONADEH atendió 110 quejas de violaciones a los derechos humanos contra las mujeres, de las cuales  27 tuvieron como escenario Francisco Morazán, 12 Choluteca, 12 Atlántida, 12 Cortés,  11 Valle, 7 El paraíso y Comayagua con 5.

Es de señalar que, Francisco Morazán y Cortés se han caracterizado por ser los departamentos más inseguros, asimismo, son los que se han encontrado bajo estado de excepción desde que esta medida se puso en práctica, en diciembre del 2022.

Uno de los derechos suspendidos, en el marco del estado de excepción, es la inviolabilidad del domicilio contenida en el artículo 99 de la Constitución de la República. Los  allanamientos son de los principales actos denunciados donde se estarían cometiendo las peores violaciones a los derechos humanos contra niñas, adolescentes y mujeres.

De las 110 quejas atendidas, el CONADEH identificó que, al menos, en 38 de ellas, los allanamientos se realizaron sin ninguna orden judicial.

Además, en 33 casos se identificaron a menores de edad víctimas de violencia física, psíquica y moral en los cuales también se exponen las repercusiones que dichas situaciones han tenido sobre ellos, generando traumas y estigmatización o repudio hacia la función de las fuerzas de seguridad pública.

Existen 23 quejas de personas que no solo denunciaron que los allanamientos fueron ejecutados en horas de la madrugada, sino que alegaron la pérdida de objetos personales.

Sumado a eso, se contabilizaron quejas donde las mujeres denunciaron daños a la propiedad privada y en 19 de ellas, que los allanamientos se ejecutaron cuando se encontraban solas, es decir, sin compañía de un familiar o conocido mayor de edad del sexo masculino.

Según el ente estatal de derechos humanos, la acumulación de dichos elementos incrementa la vulnerabilidad de la mujer ante una situación de allanamiento.

En el informe se establece  como ejemplo, que, si una mujer se encuentra acompañada por un familiar o conocido, durante el allanamiento, supone un factor de riesgo menor a aquella que no se encuentre acompañada.

De igual manera, el ingreso a la vivienda, en horas de la madrugada, genera un estado de indefensión de la cual, la preocupación principal, de acuerdo con los relatos de las víctimas, es su bienestar personal, el de su familia y, por último, el de su vivienda.

El CONADEH también atendió quejas, en las cuales, las peticionarias solicitaron acompañamiento en la búsqueda de familiares o conocidos que fueron detenidos durante la ejecución de los allanamientos.

Una mujer denunció haber sido “detenida” por agentes de la DIPAMPCO durante aproximadamente 24 horas. De acuerdo al relato de la víctima, los agentes del Estado la introdujeron en la patrulla y posteriormente, le exigieron la entrega de su dinero, por lo que, ella les manifestó que lo tomaran; acto seguido, fue puesta en libertad.

El CONADEH es consciente de la discriminación y violencia histórica que enfrentan las niñas, adolescentes y mujeres respecto a la protección y garantía de sus derechos humanos.

Sin embargo, concluye que, el estado de excepción es una medida que impacta de manera diferenciada en los derechos y libertades fundamentales de las niñas, adolescentes y mujeres pues, acentúa las barreras y obstáculos que se generan a partir de la Violencia Basada en Género.

La CIDH ha identificado que,  países como Honduras, han adoptado medidas para combatir el crimen organizado las cuales se caracterizan por su componente represivo y el despliegue de fuerzas militares en las tareas de seguridad y que, tales estrategias, no tomarían en cuenta los factores de riesgo o las necesidades que conciernen específicamente a las mujeres en este contexto.

En nuestra Portada...

Coma