ASJ y Transparencia Internacional tienen su propia agenda, intereses y sesgos ideológicos

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** El funcionario señaló que la corrupción es un problema estructural, del cual la sociedad hondureña es víctima de esa corrupción crónica y congénita.

Tegucigalpa, Honduras
Secretario de la Presidencia, Rodolfo Pastor,

El ministro de la Presidencia, Rodolfo Pastor, reaccionó este martes a los resultados en materia de corrupción que presentó la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), sobre el informe de Transparencia Internacional donde coloca a Honduras como uno de los países con mayor corrupción.

A criterio del funcionario, la ASJ y Transparencia Internacional son organizaciones no gubernamentales, “que tienen su agenda, sus intereses, sesgos políticos, prejuicios políticos, eso está muy claro, precisamente en el índice”.

Para Pastor el sesgo o prejuicio se refleja en los países más poderosos y ricos del mundo que no tienen índices altos de corrupción, según el informe y solo las naciones más pobres y marginadas aparecen como las más corruptas.

“En los países más ricos también se comete corrupción y producto de ello, es que hoy estamos luchando contra las ZEDES, las transnacionales”, dijo y añadió que como consecuencia, también se está viviendo la violencia en el medio oriente y Ucrania.

Reiteró que dichas instituciones “son representantes de intereses”. Recordó que en 2015 cuando ocurrió el saqueo del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) que dejó cientos de personas muertas, ASJ y Transparencia Internacional le daban a ese “régimen corrupto” de Juan Orlando Hernández “la mejor calificación”.

Defendió que el actual gobierno en estos dos años ha trabajado para contrarrestar la corrupción que se heredó de los 12 años de “narcodictadura”. Destacó la elección de una nueva Corte Suprema de Justicia (CSJ) y los Fiscales interinos del Ministerio Público.

“Y ese Ministerio Público después de 12 años sin hacer nada, ahora está empezando a desempolvar casos de corrupción”, apuntó.

El funcionario señaló que la corrupción es un problema estructural, del cual la sociedad hondureña es víctima de esa corrupción crónica y congénita. Para lo cual la administración de Xiomara de Zelaya, solicitó la Comisión Internacional contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (CICIH), indicó.

Esta mañana se publicó el informe donde colocan a Honduras en el puesto 154 de 180 países calificados, con un puntaje de 23 de 100, donde la clasificación se da en una escala de 0 (los más corruptos) a 100 (los más limpios). PC/Hondudiario

En nuestra Portada...

Coma