Cardenal Oscar Rodríguez anuncia su jubilación y pide perdón a los sacerdotes y feligreses

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** “No se cansen de hacer el bien, que la oración les haga más, más cristianos”, pronunció el cardenal Rodríguez.

Tegucigalpa, Honduras

En el marco de la Misa Crismal el Cardenal Oscar Andrés Rodríguez, anunció su jubilación y pidió a los hondureños no cansarse de hacer el bien.

Rodríguez anunció que se jubila y pidió perdón a la feligresía, por si no estuvo a la altura de lo que su feligresía esperaba de él como obispo.

Acompañado del presbiterio y la feligresía, el arzobispo de Tegucigalpa cardenal Rodríguez presidió la Misa Crismal, donde en una solemne procesión, se presentaron los Santos Óleos y el Crisma.

Al mismo tiempo, agradeció a la feligresía por el ministerio sacerdotal que fue “bien derramado y a manos llenas con entrega, sacrificio y con amor”.

“La vida sacerdotal es eso, una vida, no es un rato mientras dure las ganas, mientras nos conviene o no gusta; mientras el contrato no se acabe”, dijo.

Asimismo, agregó que es una vida que sabe también de desgaste, muchas veces de soledad, incomprensión y soledad”.

De igual forma el cardenal anotó que la vida de un sacerdote no funciona con un horario comercial, porque es una vida no un trabajo según la mentalidad del mundo.

Los sacerdotes “no repartimos nuestras genialidades y estrategias, sino la salvación del Señor, es la palabra de Dios en nuestros labios”, acotó.

Cabe señalar que la Misa Crismal es una celebración que debe presidir el obispo titular de la diócesis, en esta solemne celebración se lleva a cabo la consagración del Santo Crisma y la bendición de los otros dos aceites se considera una de las principales manifestaciones de la plenitud sacerdotal del obispo. hondudiario/AB

En nuestra Portada...

Coma