Colonias de la capital abastecidas por El Picacho recibirán agua cada 15 días

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** Un total de 130 barrios y colonias se abastecen de esta fuente.

Tegucigalpa, Honduras

El presidente de las Juntas de Agua del Distrito Central, Manuel Amador, informó que los residentes de la capital que dependen de la cuenca de El Picacho experimentan una situación crítica en el suministro de agua, recibiendo el vital líquido solo una vez cada 15 días.

Esta cuenca carece de embalses, lo que significa que el agua fluye directamente desde las cañerías a la planta procesadora y luego se distribuye, sin almacenamiento intermedio.

“Allí no hay embalse, así como entra en las cañerías va a la planta procesadora y así sale para la distribución”, dijo.

Un total de 130 barrios y colonias se abastecen de esta fuente, lo que agrava la situación actual, donde la escasez de agua ha llevado a racionamientos severos, generando justificadas quejas por parte de la población afectada. Anteriormente, los racionamientos se realizaban cada 8 días, pero debido a la intensificación del verano, este intervalo se ha extendido a cada 15 días.

La crisis se agudiza aún más debido a que la escasa cantidad de agua que llega se concentra en las partes bajas de los barrios y colonias, dejando a los residentes de las zonas altas sin acceso al suministro y obligándolos a recurrir a la compra de agua en cisternas.  “La poca agua que llega se queda en las partes bajas de todos estos barrios y colonia y los de la parte alta no reciben nada, obligándolos a estar comprando cisternas”, detalló.

Por otro lado, aquellos que reciben agua de las represas Concepción y Los Laureles tienen un suministro un poco más regular, con agua llegando a sus hogares dos veces por semana, según informa Amador.

El déficit de agua en la capital se estima en 100 millones de metros cúbicos, lo que hace que los racionamientos sean una medida necesaria para gestionar la escasez.

Esta situación afecta no solo a los hogares, sino también a instituciones como guarderías y hogares comunitarios encargados del cuidado de menores de 18 años, quienes también deben adaptarse a las limitaciones en el suministro de agua. OB/Hondudiario 

En nuestra Portada...

Coma