Conadeh exige poner fin a la impunidad de los delitos contra la integridad y la vida de las mujeres

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** Durante estos 15 años, murieron en circunstancias violentas un promedio de 36 mujeres mensuales o una víctima cada 20 horas y media, aproximadamente.

Tegucigalpa, Honduras

En el marco del día internacional de la Mujer, el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH) exigió, al Estado hondureño, mayor diligencia y efectividad en las investigaciones y poner fin a la impunidad que gozan quienes atentan contra la integridad física y la vida de las mujeres en el país.

Se estima que, en los últimos 15 años (2009-2023), unas 6,500 mujeres  perdieron la vida violentamente cuyos crímenes estarían impunes en más del 95% de los casos por falta de investigación.

Datos que generan preocupación, en el CONADEH, si se toma en cuenta que, el Estado es el responsable de brindar la seguridad a las mujeres, con la obligación de reforzar los sistemas judiciales, policiales y civiles, para respetar sus derechos humanos y dar respuesta a los procesos de investigación sobre las muertes ocurridas en el país.

Durante estos 15 años, murieron en circunstancias violentas un promedio de 36 mujeres mensuales o una víctima cada 20 horas y media, aproximadamente.

En el 2013, el país experimentó  el pico más alto de muertes violentas de  mujeres al registrar 636 casos, es decir, una víctima cada 13 horas y media.

El panorama reflejado en el 2023 no fue nada alentador si se toma en cuenta que perdieron la vida 386 mujeres, a eso se suman cerca de 40 casos registrados  en los primeros dos meses del 2024.

Junio del 2023, fue el más violento para las mujeres, al registrarse 87 muertes violentas, entre ellas  46 privadas de libertad que  perdieron la vida violentamente en la Penitenciaria Nacional Femenina de Adaptación Social (PNFAS).

Entre los departamentos con mayores índices de muertes violentas de mujeres en el país están Francisco Morazán, Cortés, Atlántida, Yoro, y Copán.

La titular del CONADEH, Blanca Izaguirre, expresó su preocupación por las muertes violentas de mujeres, sobre todo, por el ensañamiento y el tipo de violencia que se utiliza en cada caso.

Los índices de muertes violentas de mujeres, además de incrementarse sustancialmente, remiten a hechos de especial preocupación en relación a las víctimas, al verificarse en ellos todo tipo de violencia, amenazas, torturas y mutilaciones, de manera que reflejan en ellos un patrón intencional de atentar y eliminar a las mujeres.

El CONADEH urgió al Estado de Honduras  que apruebe la Ley de Casas Refugio con el  objetivo de resguardar y proteger la vida de las mujeres, sus hijas e hijos, víctimas de la violencia basada en género.

Que dicha Ley incluya la atención a mujeres con discapacidad, víctimas de violencia, las cuales actualmente quedan completamente desprotegidas ya que no se cuenta con refugios que les brinden atención, si no son acompañadas de otra familiar que les atienda en el refugio.

Falta de acceso a la justicia

En el 2023, la Unidad de Estadísticas del CONADEH registró 407 quejas de mujeres que denunciaron, ante este ente estatal, que sus derechos fueron vulnerados por la falta de acceso a la justicia, causando más riesgo a su integridad física y atraso en los procesos demandados.

La defensora de los derechos humanos,  Blanca Izaguirre explicó que el acceso a la justicia no se reduce a la respuesta judicial efectiva frente a las violaciones de los derechos económicos, sociales, culturales, la discriminación y la violencia.

Requiere también del reconocimiento de la mujer en la esfera social, económica, política y cultural, así como de políticas públicas que prevengan de manera integral las violaciones, y promuevan la equidad para la plena inclusión y participación de la mujer en todos los ámbitos.

Honduras se ha convertido en un país de impunidad y con clara falta de un Estado de Derecho, que brinde a las mujeres igualdad ante la ley y garantía de las libertades fundamentales.

La Corte Suprema de Justicia (CSJ) reconoció que, desde el año 2015, se encuentran, al menos, 1,600 expedientes sin revisión, por lo que es probable que cada año, esta mora judicial este aumentando significativamente, ocasionando nuevos atrasos en la implementación de la justicia

La violencia de género es una de las principales manifestaciones de la vulnerabilidad que experimentan las mujeres en el país.

Esta violencia tiene un impacto devastador en la vida de las mujeres, afectando su salud física y mental, la autoestima y sus relaciones personales. Además, la falta de medidas efectivas para prevenir y combatir la violencia machista contribuye a la perpetuación de esta problemática, concluyó. Hondudiario

En nuestra Portada...

Coma