Congresista de EEUU alerta sobre políticas del Gobierno que “expropiaría inversiones”

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** Donalds llamó a Blinken y a la representante de Comercio, Katherine Tai, para evaluar la situación con las ZEDEs y así “alcanzar nuestros objetivos compartidos”.

Tegucigalpa, Honduras

El congresista de Florida, Byron Donalds, miembro de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, envió una carta al secretario de Estado, Antony Blinken y a la representante de Comercio, Katherine Tai, sobre su “preocupación por las medidas que está adoptando el gobierno de la presidenta hondureña Xiomara Castro, para aplicar una política que efectivamente expropiaría importantes inversiones estadounidenses del sector privado en el país”.

En la carta, Donalds recuerda que en el pasado firmó una carta bipartidista en la que expresaba “mi preocupación por las medidas que está adoptando el gobierno de la presidenta hondureña, Xiomara Castro” y renumeró que una década atrás, el gobierno de Honduras creó Zonas de Empleo y Desarrollo Económico especiales denominadas ZEDE e invitó a la inversión del sector privado.

“Empresas de Estados Unidos como Honduras Prospera Inc. respondieron y han invertido más de 100 millones de dólares en Honduras y están creando miles de puestos de trabajo en beneficio de los hondureños”, indicó.

“La amenaza del gobierno de Castro de eliminar el marco de las ZEDE no sólo viola las garantías de estabilidad jurídica de 50 años respaldadas por el CAFTA-DR y proporcionadas a las empresas estadounidenses, sino que también tendrá el efecto a largo plazo de disuadir a las empresas estadounidenses que se planteen invertir en Honduras; eliminando así miles de puestos de trabajo estables para los hondureños que buscan empleo en su propio país”, alertó el congresista estadounidense.

Donalds señala en el escrito que el gobierno de la presidente Xiomara de Zelaya no ha podido conseguir los votos necesarios para derogar la ley constitucional hondureña que estableció las ZEDE.

La “misión politizada” del gobierno de Castro de poner fin a las ZEDE “devastaría no sólo las inversiones estadounidenses en las ZEDE, sino que dañaría gravemente el clima de negocios para los inversionistas internacionales y nacionales estadounidenses que operan en el país”, reiteró.

Además, este “ataque” a la inversión estadounidense en Centroamérica está “envalentonando” a entidades extranjeras, como Cuba, China y Venezuela, que “buscan” expulsar las inversiones legítimas estadounidenses y aumentar su
influencia en la región, alertó.

Por otro lado, celebró la restricción de visados adoptadas por el Departamento de Estado para “disuadir” a los funcionarios hondureños de participar en prácticas corruptas que “amenazan los intereses de Estados Unidos y socavan el Estado de Derecho en Honduras”.

“Las restricciones de visado para los implicados en estas actividades tendrán el efecto directo y beneficioso de mantener el clima económico y de inversión saludable para los Estados Unidos”, consideró.
Por último, llamó a Blinken y a la representante de Comercio, Katherine Tai, para evaluar la situación con las ZEDEs para “alcanzar nuestros objetivos compartidos”. OB/Hondudiario

En nuestra Portada...

Coma