“Coyotes” cobran más de 10 mil dólares por trasladar migrantes a Estados Unidos

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** El costo de los 10 mil dólares, abarca los tres tiempos de comida, agua, estadías en hoteles, transporte, y medicamentos.

Tegucigalpa, Honduras

En Honduras, por situaciones económicas, y la inseguridad que asecha al país, mensualmente más de 12 mil hondureños migran de forma irregular a otros países, mismos que pagan a “coyotes” hasta 10 mil dólares siendo en su total 226 mil 710 lempiras por su traslado, así lo afirmó la fuente en entrevista a Hondudiario; por motivo de seguridad se mantendrá en anonimato el nombre del entrevistado.

Según la persona que encamina de forma ilegal a migrantes, el costo de los 10 mil dólares por lo menos de 15 días que se tardan en llegar a su destino, abarca los tres tiempos de comida, agua, estadías en hoteles, transporte, y medicamentos si es necesario.

“El costo de los 10 mil dólares, abarca todo los gastos del camino desde que salen de su país hasta que llegan a los Estados Unidos, les abarca comida, transporte hoteles, todo”, detalló.

Con respecto a la seguridad, la fuente indicó que las personas suelen estar protegidas por un guía, puesto que, si los migrantes van solos, se someten a quedarse sin agua, sin comida y en sus descansos suelen reposar sus cuerpos en el monte.

“Si los lleva un guía, esa persona les da comida y agua, y van bien, o sea, si una persona se va con coyote no sufre porque el coyote les va dando todo”, explicó.

Sin embargo, la fuente ha trasladado a más de 500 personas a Estados Unidos, puesto que muchos ciudadanos deciden dejar el país para buscar un “futuro”, ya que el desempleo en Honduras es uno de los factores para que las personas abandonen el país.

“Las personas están emigrando por la situación del país, porque no encuentran empleo porque a veces buscan un empleo y no les quieren dar. Hay personas que hasta son graduadas y tampoco no encuentran; o una persona igual que no tenga estudios tampoco no le dan trabajo entonces por eso mucha gente está emigrando para Estados Unidos, están tomando la decisión de emigrar para buscar un futuro”, lamentó.

Camino

Las personas ilegales recorren un camino difícil para lograr “el sueño americano”, sin embargo, se someten a ser secuestrados, asimismo, a tener accidentes en el temible “La Bestia”, tren carguero de productos que usualmente los indocumentados lo transportan desde Veracruz en México, hasta la frontera mexicana con Estados Unidos.

“El camino más peligroso es cuando van en el tren; y en el tren es más peligroso porque ahí se suben policías, secuestradores ladrones, y está también lo peligroso de que puedan caerse del tren y puedan quedarse sin alguna parte de su cuerpo o puedan morir”, destacó la fuente en entrevista a Hondudiario.

A renglón seguido, comentó que la estadía en la “Bestia” puede durar hasta semanas para lograr establecerse en tierras americanas. Sin embargo, al presenciar algún tipo de amenazas los migrantes suelen abandonar el medio de transporte o deciden entregarse a la “migra” mexicana, mismas autoridades deciden si los pasajeros pueden continuar con su camino, de lo contrario, los deportan a sus países de origen.

“Si miran que hay algún peligro, unos se tiran de la Bestia, o a veces, dejan que los agarre la migra, esto depende como miren la situación, entonces se tiran de la Bestia o dejan que los agarre la migración en México”, señaló.

Edades

Los niños hondureños recién nacidos hasta infantes de 15 años, en compañía de sus padres son cómplices de las circunstancias que deben pasar para establecerse en un país ajeno.

“En el camino va de todo tipo, personas adultas, niños tiernitos, niños especiales, de todo”, indicó.

Experiencia

Con sollozos, el entrevistado contó a Hondudiario, que una de sus experiencias más siniestras fue al ser secuestrado por más de 10 días por una de las bandas criminales más grande de México, quienes pedían 5 mil dólares, es decir, 123 mil 355 lempiras para su liberación. Asimismo, relató que los antisociales le dispararon en el lado izquierdo de su oreja en señal de advertencia que su vida corría peligro si no se pagaba el monto que pedía el “cártel”.

En tal situación, la víctima en este 2024 tomó la decisión de emigrar a otro país para dejar en el pasado el trágico momento que marcó su vida y que “nunca olvidaría”.

“Yo nunca olvidaré lo que viví esos días, por eso también me salí del país porque también quiero un mejor futuro para mis hijos y para mí”, concluyó. GG/Hondudiario

En nuestra Portada...

Coma