Cuestionan ascensos de policías y militares aprobados en sesión del CN

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email

***El experto en temas de seguridad, el abogado German Licona, manifestó que los ascensos a los altos grados militares no se deben seguir haciendo por cuello.

Tegucigalpa, Honduras

El Congreso Nacional (CN), aprobó el pasado jueves a través de sesión virtual, el proyecto de decreto orientado a ascensos para oficiales de la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas de Honduras (FFAA).

En ese sentido, se ascendió al grado de director general al comisionado Orbin Alexis Galo Maldonado y al grado de comisionado general a los oficiales comisionados de Policía, José Jair Meza Barahona, Gerzon Onan Velásquez Aguilera, José Rolando Casco Torres, Henrry Amilcar Márquez Quinteros, Mesil Marin Aguilera Amaya, Félix Adrián Colindres Hernández, comisionado de Policía Julián Hernández Reyes, Rommel Armando Martínez Torres, Héctor Orlando Ruiz Martínez y Félix Alejandro Maldonado Jiménez.

Además, se aprobaron los ascensos de las Fuerzas Armadas  a los siguientes: ascender a partir de la fecha al grado de mayor de infantería al capitán de infantería Erik Enoc Ortez Banegas y al grado de coronel de infantería al teniente coronel de infantería Fredy Yanic Guillén Rodríguez, ascender al grado de coronel o su equivalente de las armas, cuerpos, servicios a 33 oficiales con el grado de teniente coronel o su equivalente de las armas, cuerpos, servicios.

Ascender al grado de teniente coronel o su equivalente de las armas, cuerpos, servicios a 32 oficiales con el grado de mayor o su equivalente de las armas, cuerpos, servicios.

Al mismo tiempo, ascender al grado de mayor o su equivalente de las armas, cuerpos, servicios a 75 oficiales con el grado de capitán o su equivalente de las armas, cuerpos, servicios.

Ascender al grado de teniente coronel del arma de aviación e infantería a seis oficiales con el grado de mayor del arma de aviación e infantería.

De igual forma, el ascenso de un oficial al grado de mayor en el servicio de sanidad, así como el ascenso de un oficial al grado de mayor en el servicio de sanidad de material de guerra.

Finalmente, el ascenso de un oficial al grado de mayor en el arma de artillería.

No se deben seguir haciendo por cuello

El experto en temas de seguridad, el abogado German Licona, manifestó que los ascensos a los altos grados militares no se deben seguir haciendo por cuello.

“Lo que se ha visto en los ascensos a grado de generales es personas sin los requisitos y otorgamientos por afinidad con políticos”, cuestionó el especialista.

“Esa es una situación que no debe seguirse dando porque violenta en primer lugar el reglamento y la ley de las Fuerzas Armadas”, añadió.

Por otro lado, comentó que las decisiones de ese tipo no generan un ambiente favorable entre los subalternos y los superiores.

Licona recordó que en el 2,000 un general resultó aplazado en la prueba física y fue ascendido por el presidente de la república en ese momento. “Esas consideraciones no tienen que seguirse dando”, dijo.

Respecto a los ascensos de oficiales de la Policía Nacional al grado de director general, el experto considera que se debió hacer a lo interno como un nombramiento del ministro de Seguridad y no para ser llevado al Congreso de la República para darle cierta connotación.

“Pienso que es una ligereza y una connotación que no tiene ningún asidero jurídico”, refirió diciendo en torno a los cuestionados ascensos de orden político.

Licona señaló que la mayor parte de los ascensos militares en Honduras siguen un procedimiento de personal establecido en la Ley “pero en casos particulares de generales sí hay cierta inclinación política”. GO/Hondudiario

URL Corta: https://bit.ly/3CD1BC1
¡Escanéame!
Coma
Coma