Detienen a detective de la DLCN por robo de armas, pero no está vinculado a masacre de jóvenes

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email

*** El detective de la Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico no participó en la masacre.

Tegucigalpa, Honduras

El Ministerio Público de Honduras confirmó que un detective de la Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico (DLCN), fue imputado por sustracción de armas y evidencias, pero aclaró que no tiene relación con la masacre de los cuatro jóvenes, incluido el hijo del expresidente Porfirio Lobo Sosa.

En un comunicado, la Fiscalía reseña que, el pasado jueves 28 de julio del presente año se presentó Requerimiento Fiscal con orden de captura contra un detective de la Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico, a quien se le acusó por los delitos de hurto continuado, tráfico de armas y asociación para delinquir, ya que luego de investigaciones se comprobó que participó en la sustracción de armas y hurto de evidencias de las bodegas del Ministerio Público.

“Es lamentable que lo anterior haya servido para que con información inexacta e incompleta se quiera relacionar este hecho con lo ocurrido el pasado 14 de julio donde perdieron la vida cuatro jóvenes en un centro nocturno del Bulevar Morazán en Tegucigalpa”, señaló el ente acusador del Estado.

Según el documento oficial, los expertos en balística afirman que las armas utilizadas en la muerte de los cuatro jóvenes usaron proyectiles calibre 5.56 mm, mientras que las armas sustraídas del almacén del Ministerio Público son calibre 9 mm y 40 mm, por lo que “no corresponden” al calibre de las armas investigadas en el asesinado de los jóvenes.

Finalmente, el Ministerio Público reitera su compromiso de cumplir fielmente con los fines y objetivos para los cuales fue creado; Representar, defender y proteger los intereses generales de la Sociedad; y garantiza y velar por el respeto y cumplimiento de los derechos y garantías establecidos en la Constitución y las leyes. OB/Hondudiario 

 

URL Corta: https://bit.ly/3JmSqLk
¡Escanéame!
Anuncio de Vinkmag