Diputados «estaríamos» dispuestos en aceptar una rebaja de sueldo de un 10 a 12%

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** El médico consideró que no es un salario exorbitante como el que ganan otros funcionarios.

Tegucigalpa, Honduras
Diputado Carlos Umaña

El doctor Carlos Umaña manifestó que los diputados pueden aceptar una reducción de salario entre un 12 por ciento, porque sería lo justo, ya que muchos congresistas viajan constantemente y si les bajan más el sueldo no ajustaría.

Ante la controversia de reducción de salarios a los diputados, Umaña comentó que se puede establecer un sacrificio entre todos, sin embargo, no debe ser una medida populista porque ya bajar un 40 a 50 por ciento sería demasiado porque un diputado gana 90 mil lempiras.

El médico consideró que no es un salario exorbitante como el que ganan otros funcionarios en algunas instituciones del Estado y refirió que gana más como doctor que como diputado.

Umaña apuntó que un salario bajo puede incitar a la corrupción o “tilín tilín” entre diputados, porque si alguien está mal pagado puede buscar hacer negocios sucios.

Asimismo, expresó estar de acuerdo en otras medidas, como que los diputados no puedan reelegirse por más de dos periodos y reducir el número de parlamentarios.

Fue el diputado de Libertad y Refundación (Libre), Samuel Madrid, quien presentó una iniciativa para reducir en un 50 por ciento el salario de altos funcionarios del Gobierno incluyendo parlamentarios del Congreso Nacional, magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), y todos aquellos salarios superiores a los 60 mil lempiras.

Según el diputado, la moción está encaminada a salvaguardar el bien común antes del individual, evitando que los efectos negativos de la crítica situación económica del país, impacten en la población más pobre.

La iniciativa reza que considerando como una medida de contribución de gasto del Estado y por razones de interés público en beneficio de la mayoría del pueblo hondureño, se ordena al Poder Ejecutivo y a todas las entidades centralizadas, descentralizadas, desconcentradas, instituciones autónomas, empresas nacionales, Congreso Nacional y Corte Suprema de Justicia, que, a través de sus unidades de recursos humanos o pagadurías, procedan a realizar la reducción del 50 por ciento del salario de todos los altos funcionarios y empleados públicos y cuyos sueldos sean superior a los 60 mil lempiras.

La reducción de sueldo incluye a los secretarios de Estado, Diputados del Congreso Nacional y los magistrados de la Corte Suprema. OB/Hondudiario 

 

 

 

 

 

 

 

En nuestra Portada...

Coma