Doctor Velásquez dio su testimonio y familia de Keyla asegura que mintió y los traicionó

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

***Velásquez aseguró que no se ha escondido, tras haber pasado varios días sin conocer su paradero, sino que, ha seguido todas las instancias legales al pie de la letra.

Tegucigalpa, Honduras

El médico Edgar Velásquez Orellana, quien acompañaba a la estudiante universitaria de enfermería, Keyla Martínez, la noche que fueron detenidos por la policía de La Esperanza, Intibucá, dio su testimonio en las últimas horas, generando la reacción de la población e incluso de la familia de la ahora fallecida joven.

Velásquez aseguró que no se ha escondido, tras haber pasado varios días sin conocer su paradero, sino que, ha seguido todas las instancias legales al pie de la letra y no había querido dar declaraciones públicas, sin antes poder hablar con la familia de Keyla.

Asimismo, hizo un breve resumen sobre lo que sucedió la noche del pasado sábado, al momento de ser ambos detenidos, llevados a la posta de la zona y, el momento que dejó de saber acerca de Keyla.

«A eso de las 11.30 de la noche nos interceptaron dos patrullas, nos solicitan documentos, a los cuales yo accedo, mi carné de médico y licencia del automóvil, luego de eso el oficial me dijo ‘¿Y me vas a dejar hablando solo?'», contó.

«Bájate del carro, nos bajaron, abrieron las puertas del carro y les pregunté qué había pasado para que me hicieran eso, el oficial se molestó y ordenó que me pusieron las ‘chachas’ (esposas), me subieron a la patrulla, igual a Keyla», agregó.

Dijo que posteriormente fueron trasladados a una posta policial y durante el camino «Keyla me decía que estuviera tranquilo, que la escuchara a ella y no me pusiera a discutir».

En otra parte de su relato, el galeno mencionó que la joven estudiante de enfermería estuvo durante horas llorando en la celda. Especifico que estaban en celdas distintas, pero a la par.

 «Le estaba hablando para hacer del momento, lo menos desagradable posible y le estaba dando ánimos», dijo.

Asimismo, que «Keyla dijo que se quería morir, que se iba a colgar con su suéter y yo le dije que no dijera eso porque las palabras tienen poder».

Ahondó que pasaron entre cinco y diez minutos cuando Keyla Martínez dejó de contestar por lo que comenzaron a gritar para agentes fueran a supervisar lo que estaba ocurriendo.

«Pasaron diez minutos cuando alguien llegó con una linterna, iluminó la celda de Keyla, se fue de forma rápida y regresó con cuatro personas más, quienes la sacaron prácticamente inconsciente», añadió-

Asimismo, explicó que ante lo que estaba ocurriendo, solicitó revisar sus signos vitales, sin embargo, los policías omitieron su solicitud.

Velásquez detalló que aproximadamente a las 6 de la mañana un agente llegó hasta la celda y preguntó «¿Quién es el doctor?, me entregó mis partencias y me dijo que debía brindar una declaración porque mi amiga estaba muerta».

«Los jóvenes (que estaban en la celda) comenzaron a gritar que ellos para eso si servían (…) Le pregunté al comandante si le habían avisado a la familia y me dijeron que no».

Reacción de la familia

Nancy Martínez, la hermana de Keyla, salió al paso este viernes tras las declaraciones del doctor y aseguró que los “traicionó” y pensó que diría la verdad.

“Yo confié en él porque pensé que iba a decir la verdad, nos traicionó, se aprovechó de la confianza que yo le tenía”, dijo.

“Desde que me dijeron la noticia yo supe que le habían hecho algo a mi hermana, es el instinto de uno, cuando el comisionado Alvarenga me dijo que ella se había suicidado yo le dije que me la mataron y el comisionado se dirigió al doctor”, añadió.

Nancy sostuvo que en las declaraciones del doctor se detectan inconsistencias en minutos que han pasado y que dijo que se iba a suicidar, “algo que no creemos porque ella nunca mostró problemas suicidas, ni problemas sicológicos”.

Cuestionó que haya dicho que cuatro policías sacaron a Keyla de la celda, pero al hospital solo llegó un policía con su hermana y ella llegó al hospital con moretones, las orejas moradas, ella no pudo golpearse sola, por lo que no tiene sentido todo lo que dijo.

“Él se enteró de la muerte de mi hermana a las 6:00 y cuando a mí me llamó eran 7:40 pasó más de una hora y en ese tiempo a él le pudieron decir muchas cosas”, aseveró. GO/Hondudiario

 

URL Corta: https://bit.ly/3pcJHiP
¡Escanéame!
Coma
Coma