Dos sismos sacudieron parte del territorio nacional, Comayagua y El Paraíso

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** El primero, con una magnitud de 3.4 en la escala de Richter, ocurrió cerca del mediodía, mientras que el segundo, de magnitud 2.3, tuvo lugar dos horas después.

Tegucigalpa, Honduras

Dos sismos sacudieron el territorio hondureño la tarde del pasado sábado, según reportes de la Secretaría de Gestión de Riesgos y Contingencias.

 El primero tuvo lugar en el departamento de Comayagua, específicamente a 30 kilómetros del municipio de Minas de Oro, en la zona central del país.

 Con una magnitud de 3.4 en la escala de Richter y una profundidad de 4 kilómetros, el temblor se registró alrededor de las dos de la tarde, generando alarma entre la población local.

Dos horas más tarde, aproximadamente a las cuatro de la tarde, se produjo el segundo sismo en el departamento de El Paraíso, ubicado en la zona oriental de Honduras.

Según los informes oficiales, este segundo movimiento telúrico tuvo una magnitud de 2.3 en la escala de Richter y una profundidad de 5 kilómetros.

Aunque de menor intensidad que el primero, el sismo también generó preocupación entre los habitantes de la región.

Afortunadamente, ninguno de estos movimientos sísmicos provocó daños materiales ni pérdidas humanas.

Las autoridades de gestión de riesgos y contingencias realizaron evaluaciones preliminares en las áreas afectadas para descartar posibles daños estructurales.

La rápida respuesta de los equipos de emergencia y la colaboración ciudadana contribuyeron a mantener la calma y la seguridad en las zonas afectadas.

Es importante recordar la importancia de mantenerse informado sobre las medidas de prevención y actuación en caso de sismos, así como estar preparados para responder ante situaciones de emergencia.

Las autoridades continúan monitoreando la actividad sísmica en todo el país y proporcionando información actualizada a la población para garantizar su seguridad y bienestar.

Ante la ocurrencia de movimientos telúricos, se recomienda mantener la calma, buscar refugio en lugares seguros y seguir las indicaciones de las autoridades locales.

La prevención y la preparación son fundamentales para enfrentar este tipo de eventualidades y garantizar la protección de la vida y los bienes de la población. KH/Hondudiario

En nuestra Portada...

Coma