EE.UU. y Comisionado de DDHH se suman a condena contra asesinato de comunicador en Honduras

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** Ramírez, de 39 años, fue asesinado a tiros en el oriente de Honduras, pese a gozar de medidas de seguridad del Mecanismo de Protección para Defensores de Derechos Humanos.

Tegucigalpa, Honduras
Blanca Izaguirre, Conadeh

La titular del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos en Honduras (Conadeh), Blanca Izaguirre, y la embajadora de Estados Unidos en Tegucigalpa, Laura Dogu, se sumaron este viernes a las condenas por el asesinato del comunicador social hondureño Francisco Ramírez.

“Lamento la pérdida de Francisco Javier Ramírez Amador. Su contribución como comunicador social era valiosa. Condeno este acto violento que amenaza la seguridad periodística. Mis condolencias a familiares, amigos y la comunidad”, escribió Dogu en un mensaje en la red social X, antes Twitter.

Ramírez, de 39 años, fue asesinado a tiros en el oriente de Honduras, pese a gozar de medidas de seguridad del Mecanismo de Protección para Defensores de Derechos Humanos, Periodistas, Comunicadores Sociales y Operadores de Justicia de Honduras desde mayo pasado, tras sufrir un atentado.

La titular del Conadeh, Blanca Izaguirre, condenó el asesinato del comunicador y exhortó a las autoridades de Honduras a realizar “una profunda y efectiva investigación” para que el crimen no quede en la impunidad que rodea a más del 90 por ciento de casos de asesinato de personas vinculadas a los medios de comunicación.

“Es deber del Estado prevenir e investigar el asesinato y las amenazas dirigidas a los periodistas y comunicadores sociales y garantizar el ejercicio pleno de la libertad de expresión como un derecho humano universal”, subrayó Izaguirre en un comunicado.

Recomendó a las autoridades encargadas de la seguridad implementar “estrategias cada vez más efectivas” para salvaguardar la integridad física y evitar el asesinato de más personas.

“La impunidad es un fenómeno que se suma a otros conflictos sociales que afectan al país como, la violencia, la inseguridad y la corrupción”, enfatizó Izaguirre.

La Defensora del Pueblo hondureño aseguró que la libertad de expresión “no funciona cuando existe un alto porcentaje de casos en la impunidad o sin resolver”.

La coordinadora residente de Naciones Unidas en Honduras, Alice Shackelford, y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh) también han condenado el asesinato.

Ramírez, que también trabajaba en el Ministerio Público, falleció a causa de tres disparos de arma de fuego y su cuerpo fue localizado al interior de su vehículo, mientras que un agente de la Policía hondureña que era parte de su escolta de seguridad fue trasladado herido de gravedad a un hospital de Tegucigalpa, la capital.

Con Ramírez suman 98 las personas ligadas a los medios de comunicación, entre periodistas, comunicadores sociales y propietarios, que han muerto de manera violenta en Honduras desde 2001, según datos del Conadeh. EFE

En nuestra Portada...

Coma