El PNUD pide fortalecer el Estado de derecho y mejorar el sistema de protección social en Honduras 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** El PNUD está dispuesto a acompañar a Honduras a impulsar la resiliencia climática, fortalecer las capacidades de respuesta, la gestión sostenible de recursos naturales y mejorar los índices de vulnerabilidad multidimensional.  

Tegucigalpa, Honduras
Richard Barathe

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) llamó a Honduras a fortalecer el Estado de derecho, combatir las desigualdades, mejorar su sistema de protección social e impulsar medidas de adaptación al cambio climático para evitar la pérdida de capital humano. 

“Hay que fortalecer el Estado de derecho, esto es fundamental porque todos (los sectores) están observando cuáles son los niveles de estabilidad, de seguridad jurídica, de capacidad y madurez política de un país, de encontrar entendimientos para mantener estabilidad y hacer prevalecer los intereses de país sobre los intereses partidarios”, dijo en una entrevista con EFE el representante del PNUD en Honduras, Richard Barathe. 

De nacionalidad francesa, Barathe exhortó a Honduras a “combatir la desigualdad”, pero “sin comprometer la inversión”, y resaltó la importancia de “proteger a la población más vulnerable”. 

Señaló además la necesidad de impulsar programas de protección social enfocados “a la reducción de la pobreza y pobreza extrema” y, para ello, el país requiere «data confiable» que le permita tener “mejores posibilidades de éxito”. 

Evitar la pérdida de capital humano   

En opinión de Barathe, reducir las desigualdades, la pobreza y fortalecer el Estado de derecho permitirán al país reducir el riesgo de pérdida de capital humano y la migración irregular de su gente. 

“El riesgo más grande para Honduras es la pérdida de su capital humano”, de ahí la importancia de que el país genere oportunidades y mejore la educación para evitar la migración de su población y que el bono demográfico no sea aprovechado por otro país, agregó. 

En Honduras, con una población de casi 10 millones de personas, más de 2,4 millones de personas tienen problemas de trabajo y 8 de cada 10 viven en pobreza, según cifras oficiales. 

El 77 por ciento de los puestos de trabajo están en la informalidad y alrededor de 2 millones de personas están subocupadas, es decir que trabajan más horas de las que querían y ganan menos de lo que establece la ley. 

Por ello, Barathe instó a las fuerzas políticas de Honduras, donde unas 59.000 personas perdieron su trabajo en 2022 como consecuencia de la crisis económica que atraviesa el país, a dialogar y buscar un “entendimiento” para impulsar una visión estratégica para alcanzar un nivel óptimo de desarrollo. 

2La polarización, bueno tristemente, es algo bastante común en la región, lo importante es que exista la disposición, las herramientas y los mecanismos de diálogo, de intercambio entre los actores y las fuerzas políticas, lo que preocupa es cuando el diálogo no prospera”, enfatizó. 

Alta vulnerabilidad climática, un problema recurrente   

Los altos niveles de vulnerabilidad es uno de los desafíos de Honduras, pues es un problema «recurrente» que ha llevado al país a «una cantidad de retrocesos con cada evento (climático) extremo» que sufre, señaló Barathe. 

En su opinión, Honduras es uno de los países “más vulnerables” a cambios climáticos extremos y eso “no va cambiar en el corto plazo”, pero sí se puede reducir la vulnerabilidad de la población, por lo que las autoridades deben invertir en adaptación y reubicar a las personas que viven en zonas vulnerables. 

El país debe también “fortalecer su propia capacidad de resiliencia” y mejorar la capacidad productiva, recalcó el representante del PNUD, quien indicó que Honduras también tiene desafíos en materia de seguridad alimentaria. 

Alrededor de 5,9 millones de personas en Honduras sufren algún tipo de inseguridad alimentaria y 1,5 millones de personas están subalimentadas, según cifras de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), citadas por Barathe, quien insistió en la importancia de la protección de la población más vulnerable. 

“Para un país es más caro sacar a la gente de la pobreza que mantener a la gente fuera de la pobreza, entonces invertir en proteger socialmente es una buena inversión”, explicó. 

El PNUD está dispuesto a acompañar a Honduras a impulsar la resiliencia climática, fortalecer las capacidades de respuesta, la gestión sostenible de recursos naturales y mejorar los índices de vulnerabilidad multidimensional, apostilló. EFE 

 

En nuestra Portada...