“Es triste cuando se quiere engañar a todo un pueblo, no se puede construir sobre la mentira”

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

***Rodríguez manifestó que aquel que construye sobre la mentira, tarde o temprano, todo eso se derrumba, porque no se puede engañar.

Tegucigalpa, Honduras

El cardenal Óscar Andrés Rodríguez, durante la homilía correspondiente al tercer domingo de pascua, celebrada en la Basílica Menor Nuestra Señora de Suyapa en esta capital, recalcó que, vivimos acosados por una cultura de lo efímero, de lo pasajero, de la superficialidad, dichoso el que se atreve a pasar de la duda y el miedo a la confianza.

En ese sentido, incitó los hondureños a vencer las dudas y los miedos sobre la pandemia del coronavirus y pasar a la confianza.

Durante la lectura bíblica, Rodríguez se refirió el pasaje en el que dos de los discípulos tienen un encuentro con Cristo resucitado, quien les pregunta por qué surgen dudas en su interior.

“Es una pregunta también para nosotros, cuántas mujeres y cuántos hombres en nuestros días viven llenos de dudas, inquietudes, desorientación sin sentido”, cuestionó.

El purpurado indicó que el miedo expresa falta de confianza y con el miedo, la soledad, la tristeza y también la duda se apodera de ellos, por qué se alarman, por qué surgen dudas en su interior, miedos, dudas, desconcierto, ese era el estado de ánimo de aquellos discípulos que todavía no tenían la fuerza de la fe.

“Hoy, la liturgia de este tercer domingo de pascua nos llama a un paso que tenemos que dar, del miedo a la confianza, por qué, ah usted cree que no tenemos que tener miedo con esta pandemia, pues claro que sí y claro que tenemos que usar las medidas de la bioseguridad, pero sabemos que aún en medio de tanto dolor y sufrimiento, ahí está el Señor Resucitado que nos trajo nueva vida, y la esperanza de la vida eterna”, expresó.

Cardenal de Honduras, Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga

Recalcó que Jesús no es un fantasma, no es una idea, es una persona, resucitado vive con nosotros, vive en nosotros, miren mis manos y mis pies; las manos de Jesús eran especiales, eran manos que curaban, que liberaban, que despertaban vida, el toque de sus manos transmitía vida, era vitalizante, las manos de Jesús eran capaces de acariciar a los niños, de expulsar a los demonios, eran manos dispuestas a lavar los pies, a vendar las heridas, a multiplicar los panes, a bendecir y a perdonar.

Los pies de Jesús, eran pies que caminaban, que abrían caminos, pacientes, ligeros, cansados a veces, gastados de tanto caminar tras la oveja perdida, eran pies entregados en busca de todos nosotros, apuntó el prelado.

Rodríguez manifestó que aquel que construye sobre la mentira, tarde o temprano, todo eso se derrumba, porque no se puede engañar.

Sostuvo que, “el hombre y la mujer de hoy, están también marcados por la duda, insatisfechos, basta al comenzar una semana que escuchemos o veamos en los medios de comunicación, cuánta problemática, cuánta insatisfacción, cuánta mentira, es muy triste cuando se quiere engañar a todo un pueblo, y no se puede construir sobre la mentira”.

El Señor nos dice claramente yo soy el camino, la verdad y la vida y aquel que construye sobre la mentira, tarde o temprano, todo eso se derrumba, porque no se puede engañar, hay un mandamiento de la ley de Dios que dice no levantar falso testimonio y mentir.

Recalcó que la realidad es una muy clara y la conocemos, la mentira flota cada día pensando que nos van a engañar, entonces hay que atreverse a pasar del miedo y de la duda a la confianza. GO/Hondudiario

URL Corta: https://bit.ly/32ovZjU
¡Escanéame!
Coma
Coma