Exprimera dama Ana García clama que JOH “es inocente” a horas de recibir sentencia

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** Castel dictará sentencia el próximo 26 de junio tras la condena de Hernández por tres delitos relacionados con el narcotráfico.

Tegucigalpa, Honduras

La esposa del expresidente hondureño Juan Orlando Hernández, Ana García, envió una emotiva carta al juez Kevin Castel del Distrito Sur de Nueva York, donde clama la inocencia de su marido y denuncia lo que considera una “grave injusticia” cometida en su contra.

El expresidente hondureño Juan Orlando Hernández se encuentra a 72 horas de conocer su sentencia en la Corte del Distrito Sur de Nueva York, Estados Unidos. JOH, como se le conoce al exmandatario, fue declarado culpable en marzo de este año de tres delitos relacionados con el narcotráfico durante el denominado “juicio del año”. Hasta el final su esposa defiende que él “es inocente”.

En su misiva, García destaca su apoyo incondicional a su esposo y expresa su esperanza en que “la justicia prevalecerá”, permitiendo el regreso de Hernández a su país y a su familia.

La pareja se conoció en 1988 en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras y llevan casados 34 años, tiempo durante el cual, asegura, han formado una familia unida y estable.

García subraya que “nadie conoce mejor a un esposo que su esposa” y defiende vehementemente la inocencia de Hernández, acusando a la fiscalía de basarse en testimonios de testigos con intereses propios y en “chismes y mentiras”. Según ella, estos testigos buscan beneficios personales, como la obtención de cartas 5K para su libertad en Estados Unidos.

En su carta, García critica duramente el proceso judicial, acusando al juez Castel de ignorar sus propias órdenes y de no permitir que la defensa presentara pruebas y testimonios cruciales. También denuncia que Hernández fue tratado injustamente, comparando su situación con la de un “prisionero de guerra” aislado.

La carta también destaca la colaboración de Hernández con diversas agencias estadounidenses, como la DEA y la CIA, y la lucha del expresidente contra el narcotráfico en Honduras, donde, asegura, logró importantes avances en la seguridad y el desarrollo del país. García sostiene que los testimonios en su contra provinieron de “narcotraficantes y asesinos confesos”.

García cuestiona la credibilidad de los testigos de la DEA y la fiscalía, sugiriendo que, si estos hubieran asesinado a ciudadanos estadounidenses, la justicia no los habría creído de igual manera. También acusa al juez de favorecer a la fiscalía, negando plazos adicionales y desestimando pruebas de la defensa.

Finalmente, García considera que la persecución de su esposo tiene motivaciones políticas, relacionadas con sus políticas contra el narcotráfico y decisiones como la construcción del aeropuerto civil de Palmerola. Asegura que la condena de Hernández representa una “injusticia tremenda” y una “burla” hacia su familia y nación, confiando en que “Dios nos hará justicia”.

García concluye reiterando su fe en la inocencia de Hernández y en la lucha continua por demostrarla, a pesar de las adversidades y violaciones de derechos que, según ella, ha enfrentado durante el proceso judicial en Estados Unidos.

“Por lo tanto puedo pararme frente al mundo, a usted y a cualquier funcionario o presidente de los Estados Unidos y decir alto y claro que mi esposo Juan Orlando Hernández Alvarado es INOCENTE de cada uno de los cargos que le fueron presentados injustamente”, dice una parte de la carta. OB/Hondudiario

En nuestra Portada...

Coma