Exrectora de la UNAH defiende que depuración policial no fue de forma caprichosa

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

***Castellanos añadió que «en el gobierno del expresidente Manuel Zelaya la tasa de homicidios pasó de 37 a más de 60 por cada cien mil habitantes».

Tegucigalpa, Honduras

La exrectora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Julieta Castellanos, dijo que el nombramiento de la Comisión Depuradora fue en 2016, en respuesta a la presión de diversos sectores a raíz de asesinatos emblemáticos atribuidos a miembros de la Policía Nacional en sus diversas escalas.

«Solo el que no quiere ver y es cómplice de la criminalidad en la Policía no recuerda todo lo que ocurría a lo interno de la Policía Nacional» indicó.

Agregó que «no, nos engañemos, llamemos las cosas por su nombre y no nos prestemos al juego de los corruptos».

Justificó que la depuración policial no se hizo de forma caprichosa o antojadiza, ya que hubo razones de peso que llevaron a iniciar una profilaxis en el cuerpo del orden.

Asimismo, sugirió no personalizar los señalamientos en determinadas figuras que integraron la Comisión Especial de Depuración, porque antes que eso hubo un decreto ejecutivo que la autorizó.

Finalmente dijo que detrás de la demanda para reintegrar a los depurados «existen intereses de todo tipo», por lo que es importante no tener memoria corta. hondudiario/AB

En nuestra Portada...

Coma