Familiares de aspirantes a la Anapo fallecidos exigen justicia ante el MP

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

***Los fallecidos en su momento, fueron identificados como Kevin Mejía, Jairo Josué Martínez Cruz y Ronald Javier Coello.

Tegucigalpa, Honduras

Familiares de los aspirantes de la Academia Nacional de Policía (ANAPO), fallecidos tras realizar pruebas físicas, exigieron este miércoles frente al Ministerio Público, esclarecer sus muertes y aseguraron que ninguna indemnización o condecoración, les regresará a sus seres queridos.

El domingo 11 de septiembre del 2022 en las instalaciones de la Anapo, se reportó la muerte un aspirante y 34 personas afectadas, luego de imponerles prácticas para comprobar su condición física. Dos personas más fallecieron en los subsiguientes días.

Los fallecidos en su momento, fueron identificados como Kevin Mejía, Jairo Josué Martínez Cruz y Ronald Javier Coello.

En ese sentido, los familiares de las tres víctimas se hicieron presente este miércoles a las instalaciones del Ministerio Público y le hicieron algunas peticiones al Fiscal General Adjunto y al titular de la Secretaría de Seguridad, Ramón Sabillón.

“Señor Fiscal General del Ministerio Público y señor ministro de la Secretaría de Seguridad, hoy nuestros parientes estuvieran graduándose como oficiales de la Anapo, pero en lugar de celebrar, condenamos la impunidad y la indiferencia que las instituciones que dirigen nos han mostrado, no pretendan que nos quieran comprar dándonos un cartón póstumo”, dijeron los parientes de los aspirantes fallecidos.

Añadieron que “cuanto creen que vale la vida de un padre que perdió a su hijo y no sabe cómo ni porqué; exigimos y demandamos celeridad y contundencia en la investigación de este caso por los abusos en las instalaciones de la ANAPO”.

Asimismo, indicaron que ya han pasado varios meses desde que se registró la muerte de sus parientes y hasta la fecha no hay respuestas.

Ramiro Banegas, uno de los sobrevivientes de este hecho, exigió justicia y que de una vez por todas los detalles de lo ocurrido sean revelados.

“Después de los 11 días hospitalizado tras una intoxicación, no pude regresar a la Anapo, porque tuve un mes de incapacidad; me afecté el hígado y una pierna”, narró Banegas.

Agregó que, “yo decidí no regresar a la Anapo después que salí del hospital. Ese 11 de septiembre la hora de llegada fue a las 7:00 de la mañana y nos inscribimos, básicamente solo tomamos agua y me pareció raro que no había agua en la Anapo, nos llamaron al comedor y recuerdo haber almorzado pescado, arroz y ensalada, pero después de dos horas me sentí mal”. GO/Hondudiario

En nuestra Portada...

Coma

Coma