Gobierno busca en el CN «rectificar» error administrativo del contrato de energía a CECHSA

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** El gobierno pretende reformar y renegociar varios contratos con empresas generadoras, en el CN mediante un anteproyecto de ley de 285 páginas donde aparecen todas las modificaciones.

Tegucigalpa, Honduras

Una comisión del gobierno de la presidenta Xiomara de Zelaya, integrada por el gerente de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), Erick Tejada, el secretario de la presidencia Rodolfo Pastor y de la secretaría de Ambiente, Lucky Medina,  entregaron al diputado que dirige las sesiones del Congreso Nacional, Luis Redondo, un anteproyecto de decreto para reformar y hasta modificar varios contratos firmados con empresas generadoras de energía eléctrica, violentando procesos de transparencia.

Esta iniciativa, matizada con el nombre de «adendas» que son reformas y modificaciones de contratos de energía eléctrica, se ampara en el Decreto 46-2022 sobre la declaración de que la energía es «un bien público y de seguridad nacional” y justificar compras directas, entre otras cosas y palear la crisis que se vive en el país.

En la visita al Poder Legislativo y reunirse con miembros de la junta directiva del CN, el gerente de la ENEE, Erick Tejada, dijo a la prensa que “se entregó el paquete de adendas a los contratos de generación» cómo parte de un proceso que inició el 16 de mayo de 2022 con la aprobación de la reforma energética para rescatar la empresa de energía eléctrica.

«Son paquetes de 18 adendas que incluye ocho de energía solar, seis de energía térmica, y el resto eólicas y biomasa», incluyendo el de la empresa CECHSA, otorgado en el 2008 y reactivado casi a escondidas el año pasado, justificando la crisis de energía en el país.

Según el gerente de la ENEE, “estas adendas contienen su dictamen legal, técnico y financiero, de estos contratos que evitan lo que nosotros habíamos denominado como corrupción legalizada y estos ahorros se desprenden ahí, y se va a ahorrar un mil 200 noventa y cinco millones de lempiras al año y en la totalidad de la vigencia de los contratos unos 30 mil millones de lempiras”.

Dijo además que muchas de estas empresas, se sentaron a negociar con la ENEE dichas reformas y les felicitó por dicha actitud, como una evidencia que no están en contra del sector privado, considerando que el fin es recuperar la empresa.

Por diferentes medios, luego de un informe de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), sobre el contrato a la empresa CECHSA, que lo han rehabilitado casi a escondidas y violentando los procesos de transparencia, el gobierno esta incluyéndolo en este proyecto de Decreto para justificarlo o bien legalizarlo y evitar un proceso legal porque lo habilitaron al margen de la ley, aunque dicen que es para beneficio del pueblo.

El gobierno pretende matizar la vigencia de ese contrato, firmado por el comisionado interventor Arístides Mejía en el gobierno del esposo de la presidenta Xiomara de Zelaya, Manuel «Mel» Zelaya en el 2008 y el gerente de la ENEE, sostiene que desde aquella fecha el contrato ha estado vigente, porque hubo pugnas para su puesta en operación que nunca ocurrió.

Agrega o reconoce que de hecho ese contrato tuvo dos modificaciones; una modificación en 2011 y otra en 2013 y una serie de reclamos administrativos y además una disputa entre dos grupos económicos, por lo que según el gerente, esos procesos le dan legalidad a la aprobación que ellos hicieron, sin la autorización del Poder Ejecutivo, a pesar que la ley establece que todo contrato que pasa de una administración a otra debe ser ratificado en ese poder del Estado máxime cuando han existido reformas o modificaciones.

Los mismos funcionarios del Gobierno, reconocen tácitamente, en este caso, su error y justifican, que lo están enviando al CN los contratos renegociados; «Porque lo que se busca es que estos contratos pongan un valor más competitivo en el costo de la energía. Es correcto lo que se hace, es ético porque es de mutuo acuerdo entre el generador y la empresa contratante».

Sobre las empresas generadoras, según el gerente de la ENEE, «son 190 contratos, de estos 76 en operación comercial y 114 que no entraron en operación, la ley facultó mediante los artículos 4 y 5 para los contratos en operación comercial y el artículo 9 para los contratos que no han entrado en operación comercial. De esos 190 y de los 75 en operación, agarramos un espectro de 34 contratos que eran los que presentaban mayor sobreprecio y recibimos cinco propuestas de contratos que no habían entrado en operación comercial».

Estimó que son mil 835 megas los que representan los 75 contratos en operación comercial, que en el país hay tres mil 100 megas de capacidad instalada, pero el mercado de contrato son mil 835 y el resto se liquida en el mercado de oportunidad.

Los funcionarios del Gobierno y en especial el gerente de la ENEE, justifica que autorizó la reanudación del contrato de CECHSA, porque son 12 mil millones en la vida del contrato con una rebaja que se va a producir unos 12 mil 266 millones de lempiras, porque se incluye un cambio de tecnología era de carbón y ahora será de combustible temporalmente y pasará a gas natural.

Aunque el gobierno envió las reformas de estos contratos, no se sabe si todos serán aprobados. MO/hondudario

En nuestra Portada...