Gobierno no destruirá polémica “narcocarretera” en La Mosquitia

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

***Varios sectores han señalado que no está claro quién se beneficiaría más de este proyecto de carretera: las comunidades locales que realmente necesitan mejores infraestructuras o grupos delictivos conocidos por crear rutas clandestinas para el tráfico de drogas, madera y ganado.

Tegucigalpa, Honduras

El expresidente hondureño y asesor presidencial, Manuel Zelaya prometió que no se destruirá la carretera que une de Krausirpe (en el municipio de Wampusirpi) a Dulce Nombre de Culmí, que ha sido cuestionada desde algún tiempo y denunciada por sectores como una “narcocarretera”.

Cabe señalar que, en una conferencia de prensa, las autoridades gubernamentales anunciaron la destrucción de la “narcocarretera”, denominada así por un grupo de los indígenas de la zona.

En ese sentido, “Mel” Zelaya se reunió con los consejos territoriales de La Mosquitia para hablar de diferentes temas, entre ellos el de la “narcocarretera” y donde prometió que la misma no sería destruida y que buscarían mejorar las condiciones en esa zona del oriente del país.

“Ustedes van a seguir utilizando la carretera, se está haciendo todo lo posible para que tengan comunicación vía aérea, marítima y terrestre, lo que no vamos a permitir es que siga la destrucción del bosque”, expresó.

Asimismo, agregó que “las reservas forestales se van a luchar por reservarlas, ese es el convenio al que llegamos con ustedes”.

Por su parte, el representante del pueblo indígena de la zona, Modesto Morales, manifestó que ellos apoyan la no destrucción de la carretera principal tal y como está construida, pero sí que se destruyan los anexos que llegan hasta la zona núcleo de la Reserva de la Biosfera del Rio Plátano.

“El expresidente Zelaya en reunión con nosotros durante el fin de semana prometió que no se va a destruir la carretera, pero si le pedimos que los anexos que fueron construidos sin permiso y que son las que están destruyendo la zona núcleo de la Biosfera del Río Platano”, señaló.

Añadió que los pueblos indígenas llegaron a un acuerdo con las autoridades gubernamentales en torno a la carretera ya que se ocupa para la conexión entre los departamentos de Olancho y Gracias a Dios, pero no se permitirá más la destrucción del bosque en esa zona del territorio, apuntó.

Varios sectores han señalado que no está claro quién se beneficiaría más de este proyecto de carretera: las comunidades locales que realmente necesitan mejores infraestructuras o grupos delictivos conocidos por crear rutas clandestinas para el tráfico de drogas, madera y ganado.

La Mosquitia, ubicada en el extremo oriental hondureño, es el principal punto de entrada de cocaína al país debido a su naturaleza aislada y la mínima presencia del Estado. La zona está plagada de pistas clandestinas donde aterrizan avionetas transportando la droga que llega desde Suramérica. GO/Hondudiario

En nuestra Portada...

Coma