Hay una posibilidad “bastante alta” de que tren interoceánico impacte en áreas protegidas

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** El funcionario subrayó que cerca del 30 por ciento del territorio nacional de Honduras está designado como área natural protegida.

Tegucigalpa, Honduras

El ministro de la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (SERNA), Lucky Medina, reveló la posibilidad de que el proyecto del tren interoceánico impacte significativamente en zonas protegidas y comunidades indígenas.

Medina destacó la necesidad de considerar una serie de aspectos relacionados con la actualización de las costas y bahías, así como el estado de las carreteras y la delimitación de puertos secos para el desarrollo del proyecto ferroviario.

En sus explicaciones, Medina mencionó la existencia de trazos preliminares que permiten tener una aproximación sobre las áreas protegidas y comunidades indígenas que podrían ser afectadas por el proyecto del tren interoceánico.

“Nosotros tenemos algunos trazos, que no son trazos exactos, pero si hay aproximados en base a las pendientes para determinar cuántas y cuáles áreas protegidas y pueblos originarios son los que tienen influencia sobre la zona del proyecto”, explicó.

Se destacan zonas como el Golfo de Fonseca, específicamente la bahía de Chismuyo, y la región de Apagüiz en El Paraíso, con cercanía al departamento de Olancho. También se menciona el área protegida de Capiro y Calentura en Colón, donde se debe evaluar el impacto del proyecto.

El funcionario subrayó que cerca del 30 por ciento del territorio nacional de Honduras está designado como área natural protegida, lo que aumenta la probabilidad de que alguna de estas zonas protegidas tenga influencia en el trazado planificado para el ferrocarril. Esta consideración resalta la importancia de un análisis detallado de los posibles impactos ambientales y sociales del proyecto.

“Recordemos que casi el 30 por ciento del territorio nacional ha sido declarado como área natural protegida y esto implica que la posibilidad de que alguna de estas áreas protegidas tenga influencia sobre el trayecto planeado para el ferrocarril, sea bastante alta”, precisó.

Medina indicó que la SERNA ha identificado los requisitos legales y los aspectos ambientales y de consulta a comunidades que deben ser considerados para cumplir con los estándares más altos requeridos por el proyecto. Este enfoque demuestra el compromiso del Gobierno de Honduras en garantizar la integridad ambiental y el respeto a los derechos de las comunidades afectadas por el desarrollo de infraestructuras de gran envergadura como el tren interoceánico, según se conoció.

La declaración de Medina resalta la importancia de un enfoque integral y responsable en la planificación y ejecución de proyectos de infraestructura, especialmente aquellos que podrían tener un impacto significativo en el medio ambiente y las comunidades locales. Este enfoque busca garantizar la sostenibilidad a largo plazo y el respeto a los derechos humanos en el desarrollo económico del país.

Las declaraciones de Lucky Medina ponen de relieve la necesidad de una evaluación cuidadosa y exhaustiva de los impactos ambientales y sociales del proyecto del tren interoceánico, así como el compromiso de la SERNA en cumplir con los más altos estándares en términos de protección ambiental y consulta a las comunidades afectadas. OB/Hondudiario 

En nuestra Portada...

Coma