Iglesia pide ser más solidarios y despojarse de la indiferencia y superioridad

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** El religioso oró que el Señor Jesús es la mirada misericordiosa y compasiva de Dios que se vuelve “hacia nosotros”.

Tegucigalpa, Honduras
Cardenal de Honduras, Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga

El cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, llamó a despojarse de la indiferencia, las actitudes de superioridad, ser más humanos y solidarios, para poder amar y extender una mano amiga al necesitado.

Quién puede amar si no se despoja del personaje de la indiferencia y de las actitudes de superioridad, cuestionó el cardenal Rodríguez Maradiaga en la homilía de este domingo.

El que se compromete para hacer el bien, el que hace el bien al prójimo, ese es el que va a heredar la vida eterna, agregó.

Rodríguez Maradiaga enunció que el Señor Jesús pone de relieve de quien necesitan hacerse prójimos, a quien tienen que acercarse y a quien tienen que ayudar.

“La respuesta es muy clara, al que está caído y herido por la vida, al que tiene hambre, al que es víctima de la injusticia, al que ha sido despojado de sus derechos de persona y al que vive sin horizonte de vida”, contestó.

Me siento comprometido para acercarme a aquellos heridos que conozco y encuentro en mi camino, vida, a lo mejor en mí misma familia, conocidos y amigos, rezó.

¿De quién soy prójimo, de quién estoy llamado a ser buen samaritano?, cuestionó, al aclarar que el buen samaritano es el Señor Jesús, el que los ve cuando están caídos o heridos por la vida, el pecado o por la enfermedad.

“Él es el que nos busca cuando podemos estar desorientados. La mirada de Jesús está presente en todo el evangelio y no brota solo de sus ojos, sino de sus entrañas, amor y misericordia”, remarcó.

El religioso oró que el Señor Jesús es la mirada misericordiosa y compasiva de Dios que se vuelve “hacia nosotros”.

Seguidamente, exclamó que Jesús es la mirada del amor y compasión de Dios sobre cada uno, sobre toda criatura humana, por tal razón, este domingo “vueltos a Jesús presente entre nosotros podemos decirle: tú Señor has venido hacia nosotros y te has hecho prójimo de cada uno de nosotros; danos una mirada nueva, especialmente hacia el que más lo necesita”.

“También oigamos esta palabra de Jesús: anda y has lo mismo, vuélvete buen samaritano para aquellas personas que tu conoces o tal vez no conoces, pero necesitan un mano amiga”, suplicó. OB/Hondudiario 

En nuestra Portada...

Coma