Indagan presunta violación de una menor al interior de una posta policial en SPS

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** Fue la madre de la joven quien denunció que su hija había sido ultrajada de manera sexual en la posta policial de El Ocotillo.

Tegucigalpa, Honduras

El portavoz del Ministerio Público de San Pedro Sula (SPS), Elvin Guzmán, informó que el ente acusador del Estado investiga la denuncia de una supuesta violación de una menor de edad en el interior posta policial en la aldea El Ocotillo en la ciudad de San Pedro Sula, norte de Honduras.

Las indagaciones sobre el supuesto hecho las realiza un equipo integrado por la Fiscalía Especial de la Niñez, Fiscalía Especial de Derechos Humanos y la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC).

“Los equipos están recopilando todas las evidencias e indicios para poder establecer estos hechos que esta madre ha denunciado ocurrieron en el interior de la posta policial”, amplió el portavoz.

Guzmán reveló que fue la madre de la joven quien denunció que su hija había sido ultrajada de manera sexual en la posta policial de El Ocotillo.

Para esclarecer el caso, el Ministerio Público tomará declaraciones de los imputados, revisará los libros de la posta policial, y la menor de se someterá a evaluaciones en medicina forense y a pruebas sicológicos para determinar si ocurrió una violación.

Versión de la madre 

Según la mamá de la presunta víctima, la hermana de la menor de 16 años, la mandó a comprar baleadas, pero, en el camino habría sido interceptada por dos policías que posteriormente abusaron de ella.

“Mi hermana le da 10 lempiras a mi hija para que vaya a comprar una baleada, ella sube cuando dos policías la agarran y la meten a una posta, le tapan la boca y ellos estaban encapuchados”, relató la madre de la menor.

“Le quitaron la ropa, le dijeron que no fuera hablar porque si hablaba la iban a matar, le pegaron un golpe en la boca y después de que abusaran de ella la bañaron”, denunció.

La madre detalló que pasó una hora de tiempo entre que su hija fuera a comprar la baleada y regresar a su casa.

La señora agregó que, al regresar su hija, la menor estaba traumada y exigió que sea sometida a exámenes para demostrar si fue violada por los policías.

Posición de la Policía 

Entre tanto, el subcomisionado de Policía, Lincoln Pacheco, manifestó que están contribuyendo con el proceso investigativo. De momento, el personal de la posta se encuentra desempeñando sus labores normales y de momento no han sido suspendidos.

“No estamos obstaculizando el proceso, es por ello que nos mantendremos al margen de la investigación y que sea la Agencia Técnica de Investigación Criminal la que investigue y pueda llegar a verdad de los hechos denunciados y con ello demostrar a la población que la Policía Nacional no está apañando aquellas conductas que violan los derechos humanos”, dijo.

Pacheco arguyó que el caso involucra un proceso investigativo y hasta tener indicios o señalamientos de los culpables, se tomarán las medidas correspondientes. OB/Hondudiario

 

URL Corta: https://bit.ly/3jgOCOY
¡Escanéame!
Coma
Coma