La capital ya luce un cielo más despejado al comenzar a disiparse capa de humo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** La ciudad de San Pedro Sula, al norte del país, está enfrentando problemas similares.

Tegucigalpa, Honduras

La capital de Honduras, Tegucigalpa, el Distrito Central y sus alrededores, ya lucen con un cielo un poco más despejado, luego de pasar por varias semanas bajo una densa capa de humo y malas condiciones atmosféricas.

Después de varias semanas bajo una densa capa de humo, la capital hondureña y sus alrededores están comenzando a experimentar cierta mejoría en las condiciones atmosféricas. El cielo, aunque aún no está completamente despejado, muestra signos de disipación del humo, permitiendo vislumbrar las nubes y las montañas en la distancia, algo que hace poco era imposible. Sin embargo, las altas temperaturas persisten.

Curiosamente, mientras Tegucigalpa parece estar recuperando la normalidad, la ciudad de San Pedro Sula, al norte del país, está enfrentando problemas similares. Este jueves amaneció bajo una densa capa de humo, con su aeropuerto (Villeda Morales) fuera de operación, repitiendo la situación que la capital enfrentó semanas atrás.

A pesar de estos cambios, las alertas emitidas en todos los departamentos del país, excepto Islas de la Bahía, siguen activas por tiempo indefinido. La Secretaría de Gestión de Riesgos y Contingencias (Copeco) ha decidido extender la alerta roja por contaminación en los departamentos de Atlántida y Colón. Estos se unen a Francisco Morazán, Comayagua, Cortés y Yoro como los más afectados por la densa capa de humo que cubre el territorio nacional.

Además, Copeco ha anunciado que Copán, Ocotepeque, Lempira, Intibucá, La Paz, Valle, Choluteca, El Paraíso, Olancho y Santa Bárbara permanecerán en alerta amarilla por tiempo indefinido, indicando la persistencia del problema en diversas regiones del país.

Alerta de Salud

La Secretaría de Salud (SESAL) emitió una alerta sanitaria ante la creciente amenaza provocada por una densa capa de humo que afecta varias regiones del país, con especial incidencia en Tegucigalpa, capital de Honduras, y sus alrededores.

Esta alerta, resalta que la presencia de humo, originada por una cuña de alta presión atmosférica, está exacerbando la concentración de material particulado (PM 2.5 y PM 10) en el aire, proveniente de diversas fuentes como incendios forestales, quemas agrícolas y actividades industriales, entre otras.

Se advierte que esta contaminación ambiental, agravada por el cambio climático, aumenta el riesgo de padecer enfermedades respiratorias, cardíacas y golpes de calor. OB/Hondudiario

En nuestra Portada...

Coma