Más de 56.000 hondureños fueron deportados en 2023, un 40,4% menos que en 2022

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** Alrededor de 45.863 de los hondureños deportados ingresaron al país vía aérea.

Tegucigalpa, Honduras

Alrededor de 56.172 hondureños, muchos de ellos menores de edad no acompañados, fueron deportados a su país en 2023, un 40,4 por ciento menos con relación a 2022, según cifras del Instituto Nacional de Migración (INM) de Honduras consultadas por EFE.

Según las estadísticas oficiales, el año pasado fueron deportados a Honduras 38.167 hondureños menos que las 94.339 personas retornadas en todo 2022.

Las autoridades estadounidenses deportaron en 2023 a 39.347 hondureños, 11.220 de ellos niños y adolescentes, algunos no acompañados, detalla el informe del INM.

Según autoridades de Tegucigalpa, en Estados Unidos viven más de un millón de hondureños, entre residentes legales e indocumentados.

México retornó al país centroamericano a 15.115 migrantes hondureños indocumentados, de ellos 3.843 menores de edad, señaló el INM.

Las autoridades migratorias de Centroamérica deportaron el año pasado a 1.256 personas frente a los 3.104 de 2022, lo que representa un 59,5 por ciento menos, detalla el INM.

Otros 454 hondureños fueron retornados a su país en 2023 desde una veintena de países de Europa y Suramérica, mientras que en 2022 regresaron 245 de esas mismas naciones, agregó.

Alrededor de 45.863 de los hondureños deportados ingresaron al país vía aérea, 10.263 por tierra y 46 por mar, precisó el INM.

Del total de deportados, 40.653 (72,4 por ciento) eran adultos, es decir 30.362 hombres y 10.291 mujeres. Los menores de edad retornados en todo 2023 sumaron 15.519 y representan el 27,6 por ciento del total.

Cientos de personas procedentes de Honduras intentan emigrar anualmente huyendo de situaciones como la violencia y la pobreza, dos de los principales flagelos que afectan al país.

Los menores que cada año intentan llegar a Estados Unidos, según organismos de derechos humanos, lo hacen con la idea de reencontrarse con familiares o por la violencia que sufre el país.

Los que viven en el exterior, principalmente en EE.UU. y España, envían remesas familiares, las que a noviembre de 2023 superaron los 8.300 millones de dólares, según cifras del Banco Central de Honduras. EFE

En nuestra Portada...

Coma