Más de un centenar de periodistas en riesgo y víctimas de desplazamiento forzado 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** Las 21 quejas atendidas por el CONADEH, de periodistas y comunicadores sociales, que manifestaron estar en riesgo o ser víctimas de desplazamiento forzado, en los primeros siete meses del 2023, no solo supera las 20 atendidas en el 2022, sino que se constituye en la más alta, desde el 2016. 

 

Tegucigalpa, Honduras

Al menos, 107 periodistas y comunicadores sociales denunciaron, entre el 2016 y julio del 2023, estar en riesgo y ser víctimas de desplazamiento forzado, en Honduras, al ser objeto, en un 80 por ciento de los casos, de amenazas, situación que no solo puso en riesgo el ejercicio su profesión, sino que su integridad y su vida, reveló hoy el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH). 

Blanca Izaguirre, titular del CONADEH, detalló que las denuncias de periodistas y, en general, de personas vinculadas a los medios de comunicación, van en aumento cada año, situación que pone en riesgo la libertad de expresión y de información en el país. 

“Condeno todo acto de violencia contra periodistas y personas vinculadas a los medios de comunicación ya que es una franca amenaza a la libertad de pensamiento y de expresión cualquiera sea su origen, causa y autoría”, declaró. 

Agregó que, toda acción en contra de la libertad de expresión es un atentado contra el derecho a la vida, el derecho al trabajo, a la libre emisión del pensamiento y a informar libremente, que tienen, entre otros, los miembros de este gremio. 

 

La defensora de los derechos humanos hizo un llamado a las autoridades encargadas de la seguridad, en el país, para que intensifiquen sus esfuerzos encaminados a investigar y someter a la justicia a los responsables de cada uno de estos hechos que ponen en riesgo la vida de periodistas, comunicadores sociales y a miembros de su familia. 

El 2023 con más quejas  

Entre enero y julio del 2023, el CONADEH atendió 21 quejas de periodistas y comunicadores sociales, cantidad que no solo supera las 20 atendidas en el 2022, sino que se constituye en la más alta, desde el 2016. 

De las 107 quejas presentadas por los miembros de este gremio, ante el CONADEH, desde el 2016, el 76 por ciento tuvieron como escenario los departamentos de Francisco Morazán, Choluteca y Cortés. 

Se estima que, al menos, el 76 por ciento de los miembros de este gremio, que interpusieron denuncias ante el CONADEH, están en riesgo, mientras que, el 24 por ciento habrían sido víctimas de desplazamiento forzado. 

Se reveló además que, en el 38 por ciento de los casos, los responsables de poner en riesgo la integridad física y la vida de periodistas y comunicadores sociales son personas desconocidas, mientras que, en un 33 por ciento, son conocidos. Las denuncias también incluyen a miembros de maras y pandillas, bandas criminales, operadores de justicia y miembros del crimen organizado. 

Entre las causas mencionadas, por los propios afectados, que lo pusieron en riesgo o ser víctima de desplazamiento forzado, el 80 por ciento denunció ser objeto de amenazas, el 10 por ciento por tentativa de homicidio, otros porque estaban siendo extorsionados. 

Queda en evidencia que, el desplazamiento forzado de personas es un fenómeno en crecimiento, en Honduras, del que no escapan de ser víctimas los periodistas ni demás personas vinculadas a los medios de comunicación, según el CONADEH. 

Desde el 2016, el CONADEH con la asistencia técnica del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) realiza a través de la Unidad de Desplazamiento Forzado Interno (UDFI), un monitoreo permanente del fenómeno de desplazamiento forzado interno, a nivel nacional, por medio de análisis cualitativos y la atención a las víctimas, en sus 19 oficinas a nivel nacional. 

Ataques no cesan 

Entre el 2022 y septiembre del 2023, el ejercicio del periodismo quedó marcado por más de medio centenar de hechos violatorios a las libertades de expresión y de prensa que van desde amenazas, agresiones, atentados, hostigamiento, intimidación, detenciones arbitrarias, desplazamiento forzado y la muerte violenta de seis personas vinculadas a los medios de comunicación. 

Desde octubre del 2001, el CONADEH registra la muerte violenta de 96 personas vinculadas a medios de comunicación.  

Entre las víctimas figuran propietarios de medios de comunicación, directores de espacios en radio y televisión, presentadores de noticias, locutores, camarógrafos, presentadores de programas de entretenimiento, cronistas deportivos, operadores, gestores de publicidad y editores de televisión. 

Hasta ahora, 16 de los 18 departamentos del país han sido escenario de muertes violentas de personas que laboran en medios de comunicación, sin embargo, en 6 departamentos se registra el 76 por ciento de los casos, Francisco Morazán (22), Cortes (19), Copán (9), Yoro (8), Atlántida (8) y Olancho (7) 

El Municipio del Distrito Central, en el departamento de Francisco Morazán, se constituye en el sitio más peligroso para el ejercicio del periodismo al registrar la muerte 22 personas vinculadas a los medios de comunicación, a éste se suman San Pedro Sula con 12; La Ceiba 8; Danlí, 4; Puerto Cortés, 3; La Entrada, 3; Santa Rosa de Copán 3. 

Se estima que, desde octubre del 2001, al menos 81 medios de comunicación del país han sufrido o registrado la muerte violenta de uno o varios de sus empleados sean estos periodistas, comunicadores sociales, locutores, camarógrafos, fotógrafos, operadores y editores. Hondudiario  

 

 

En nuestra Portada...

Coma