“Me han quitado parte de mi vida”: expareja presidencial da ultimo adiós a su hijo Said Lobo

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email

***El cuerpo de Lobo Bonilla fue sepultado en el cementerio ubicado en El Chimbo, Santa Lucía, Francisco Morazán.

Tegucigalpa, Honduras

“Said fue una buena persona y así lo vamos a recordar”, manifestó la ex primera dama Rosa Elena Bonilla antes de despedirse para siempre de su hijo Said Lobo, asesinado junto a tres jóvenes más la madrugada del 14 de julio en el bulevar Morazán, de Tegucigalpa, capital de Honduras.

“Me han quitado parte de mi vida destruyendo nuestra familia; nosotros no le hacemos nada a nadie”, expresó entre lágrimas y abrazando un retrato de su vástago.

Asimismo, pidió a los presentes que oraran por su familia y agradeció su compañía en un momento difícil para los Lobo Bonilla.

“Yo no les puedo decir ni describir que dolor el que sentimos, pero sé que (Said) está con el señor”, dijo la ex primera dama.

El cuerpo de Lobo Bonilla fue sepultado en el cementerio ubicado en El Chimbo, Santa Lucía, Francisco Morazán.

Previamente en la misa de cuerpo presente que se llevó a cabo en la iglesia Medalla Milagrosa, el exmandatario, Porfirio Lobo Sosa, recordó que Said había sido bautizado en esa capilla, y de igual forma allí mismo había realizado su primera comunión y por ahora regresó a ese recinto de fe para ser recibido por el Padre Celestial.

“Espero que ninguna familia pase por esto, esto es demasiado doloroso”, manifestó Lobo Sosa, señalando “hay demasiada saña en todo esto y hay que esperar que la autoridad actúe”.

“Son de los problemas que a veces no se miran en los tribunales, ahí se comenten muchas injusticias”, manifestó, además, para referirse al caso judicial que involucra su esposa Rosa Elena Bonilla de Lobo.

Consecuentemente añadió que “es un error separar a una madre de su hogar, nadie más que una mamá para cuidar a sus hijos, entonces eso afecta en todo, hay que sacar fuerzas del interior”, externó.

Entre lágrimas y voz quebrada, clamó: “Sentimos mucho lo de Said, quedan con Rosa solo dos, para nosotros ha sido un enorme dolor, pero no queremos juzgar ni señalar a nadie, confiamos en que la autoridad va actuar y va a detener los responsables de estos hechos que son con saña”.

Agregó que, “si era a uno que querían eliminar, entonces porque quitar cuatro vidas, aquí puede haber muchas cosas ligadas, yo sé que se opina, se dicen muchas cosas, pero creo que hay que esperar que la autoridad aclare quienes son los responsables”.

“Como decimos, ni modo esta vez nos ha tocado a nosotros, y hacia delante, yo no deseo pues que ninguna familia pase por esto porque es muy doloroso”, indicó.

Said Omar Lobo Bonilla, de 23 años, fue una de las víctimas de la masacre ocurrida el jueves en la capital Tegucigalpa, misma que ha consternado a toda la sociedad hondureña. GO/Hondudiario

URL Corta: https://bit.ly/3z7G6ea
¡Escanéame!
Anuncio de Vinkmag