Miles de migrantes en su mayoría de Haití y Honduras solicitan refugio en la frontera sur de México

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** Los migrantes llegaron desde el jueves pasado a realizar filas y muchos se quedaron a dormir hasta este martes.

Tegucigalpa, Honduras

Miles de migrantes, en su mayoría de Haití y Honduras, saturaron este martes las oficinas de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) en la frontera sur de México, lo que provocó enfrentamientos por la disputa de los espacios para recibir atención.

Los vecinos alrededor de la oficina en Tapachula, en el límite de México con Guatemala, reportaron que la dependencia del Gobierno volvió a colapsar con la presencia de miles de migrantes

Funcionarios de la Comar explicaron sobre el terreno que hay muchas personas, en especial de Haití, que quieren una cita para la entrevista de elegibilidad, en la que su equipo está trabajando a marchas forzadas para atender a los migrantes.

Los migrantes llegaron desde el jueves pasado a realizar filas y muchos se quedaron a dormir hasta este martes.

El ecuatoriano Jon Macías, quien llegó desde hace cuatro meses, denunció que los migrantes son prisioneros de México, pues los mandan de un lado a otro para otorgarles una cita.

“Esto ha subido de tono y el calor, porque están desde el viernes haciendo cola y no hay la organización que debe haber, por eso es que está asfixiada la gente, ahora quieren organizar por países, pero hay poco personal de la Comar para atenderlos, pero si te das cuenta hay más de 3.000 personas aquí afuera”, expuso a EFE.

El hondureño José Dubon pidió a la Comar que les ayuden sin discriminación, al afirmar que hay nacionalidades que reciben trato preferencial.

El personal de la Comar salió cerca de las 9:00 horas (15:00 GMT) para atender a las personas que tenían cita y que habían llegado a formarse desde el pasado jueves.

“Vamos a atender a las personas con orden, señores, si hay desmanes y desorden, no vamos atender a nadie», advirtió un agente a los migrantes.

El hecho refleja el flujo migratorio sin precedentes a través de México, donde las peticiones de asilo subieron un 18,2 % en 2023 hasta un récord de 140.982, la tercera cifra más alta del mundo, según el Gobierno. EFE

En nuestra Portada...

Coma