No se encontraron rastros de sangre ni heridas con armas en cuerpos sin vida de tres jóvenes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** Los cuerpos de las féminas ya fueron retirados de la escena.

Tegucigalpa, Honduras

El portavoz de la Secretaría de Seguridad, Miguel Martínez Madrid, reveló que no se identificaron rastros de sangre, ni heridas de bala o lesiones con objetos cortantes en los cuerpos de las tres jóvenes que fueron encontradas sin vida dentro de un vehículo en Roatán, Islas de la Bahía.

Martínez Madrid confirmó en un medio televisivo que lo encontrado en el vehículo son los cuerpos de tres mujeres, que coindicen con las características de las féminas que se reportaron desaparecidas desde el pasado domingo. Además, reveló que se investiga a un ciudadano de origen extranjero.

“Nos indicaron que se lograron encontrar tres cuerpos de féminas en el vehículo. A simple vista no se pudo ver orificios por arma de fuego ni lesiones por objetos punzocortantes”, informó el portavoz policial, y según el informe preliminar de los forenses.

Las jóvenes encontradas sin vida respondían a los nombres de Dione Solórzano, Nikendra Mccoy, María Antonia Cruz, todas en edades entre 20 y 30 años, quienes salieron a departir en compañía de un ciudadano de origen estadounidense, expareja de una de las mujeres y es el principal sospechoso en las investigaciones.

Los cuerpos de las féminas ya fueron retirados de la escena y serán trasladados vía aérea a San Pedro Sula para las respectivas autopsias y esclarecer la verdadera causa de muerte.

Principal sospechoso

El principal sospechoso en la muerte de las jóvenes está identificado con el nombre de Gilbert Reyes, de nacionalidad estadounidense y expareja de Dione Solórzano.

Al respecto, El ministro de Seguridad, Gustavo Sánchez Velásquez, abrió la posibilidad de solicitar la extradición del ciudadano estadounidense, quien es el principal sospechoso de la muerte de las tres jóvenes en Roatán, Islas de la Bahía.

Sánchez Velásquez aclaró que se estudiará el caso y la decisión se tomará al final de la investigación.

“Al final de la investigación, técnica, jurídica y científicamente, si corresponde, se verá si se solicita una posible extradición”, declaró.

El funcionario detalló que, en el caso de las jóvenes encontradas muertas dentro de un vehículo color negro en Roatán, se supo del caso cuando el sospechoso abandonó la isla y viajó a los Estados Unidos.

“Nosotros tuvimos conocimiento de la desaparición de estas tres personas cuando el sospechoso ya había abordado el avión”, comentó. OB/Hondudiario

 

En nuestra Portada...

Coma