“No se puede gobernar con la mediocridad y el sectarismo”: Conferencia Episcopal

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** Hacer política es buscar el bien común, no intentar favorecer una postura personal o de grupo, recuerdan.

Tegucigalpa, Honduras

Los obispos de la Conferencia Episcopal de Honduras (CEH), en asamblea plenaria, hicieron un importante llamado a la clase política que está al frente del país, el primero bajo la nueva directiva a cargo de monseñor Roberto Camilleri como presidente del organismo.

En ese sentido, hicieron hincapié que no se debe ceder a la tentación de seguir con “más de lo mismo” en la elección de la nueva Corte Suprema de Justicia (CSJ) y del Fiscal General del Estado.

Además, en el comunicado que dio lectura el portavoz de la CEH, padre Juan Ángel López, señala que, no se puede gobernar “con la mediocridad y el sectarismo”.

“No se puede gobernar con la mediocridad y el sectarismo. La democracia se construye con demócratas. Como personas de fe, exhortamos al pueblo a orar, para que sea el Espíritu Santo y no el partidismo sectario, quien ilumine a nuestros Legisladores que deben tomar esas decisiones tan trascendentales”, menciona el escrito.

Asimismo, son puntuales en torno a la problemática histórica y que pareciera no tener fin en Honduras comenzando por la situación migratoria.

“Estos problemas crónicos están produciendo una pérdida de esperanza en la población hondureña y están siendo la raíz de la migración, principalmente entre los jóvenes”, expresa una de las líneas de este mensaje.

Por otra parte, dejan entrever que hay un cierto grado de inconformidad en los primeros meses del nuevo Gobierno y manifiestan que la corrupción y la impunidad, aún están dejando sombras que podrían frustrar las legítimas expectativas del electorado que votó por un cambio necesario.

“El país es de todos, y no de un determinado grupo. Por eso, el revanchismo político, la polarización y la búsqueda de intereses particulares y partidistas dañan seriamente la auténtica democracia”, señalan.

Los obispos sugieren que, para el bienestar de una nación, se elija a nuevas autoridades impartidoras de justicia que sean coherentes y, sobre todo, que respeten el derecho de los hondureños a tener una Corte Suprema de Justicia (CSJ) y un Ministerio Público (MP), al servicio del pueblo y no a los intereses particulares.

“La elección de la nueva CSJ y del Fiscal General del Estado, constituye un punto culminante y decisivo para el futuro de Honduras. No se debe ceder a la tentación de seguir con más de lo mismo”, exponen.

 “En este Año Jubilar Mariano, pedimos al Señor y a su Madre, la Virgen María, que inspiren en la sociedad hondureña la voluntad de ir dejando a un lado todo lo que nos enfrenta y divide, para caminar juntos hacia un horizonte de verdad, justicia, amor y paz”, cierran los obispos.

Cabe señalar que, este es el primer pronunciamiento que hacen los obispos de Honduras tras renovar los altos cargos de la CEH en el quedó como presidente por los próximos tres años el obispo del departamento de Comayagua, Roberto Camilleri en sustitución de Ángel Garachana. GO/Hondudiario

En nuestra Portada...

Coma