Nueva enfermedad infecciosa degrada arrecifes rocosos en Bahía de Tela

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** Técnicos ambientales y empresarios del turismo que convergen en un Comité Ambiental tienen diferencias porque situación no se visibiliza, para “no afectar al turismo”. 

Tegucigalpa, Honduras

La propagación de la enfermedad infecciosa que arrasa a los arrecifes rocoso del Mar Caribe, conocida como el “cáncer de los corales duros”, se extiende por la costa norte de Honduras, confirman buzos y científicos locales.

Corales al interior del Refugio Marino Bahía de Tela, en Atlántida, están infectados, sin que la institucionalidad y organizaciones ambientalistas articulen esfuerzos para contrarrestar la problemática.

Actores internos dentro del mismo Comité Interinstitucional Ambiental de Tela (CIAT) aseguraron que “el falso positivismo de que los arrecifes son resilientes” pone en peligro a estos ecosistemas marinos y se necesita atender la problemática.

Añaden, que, “intereses” de la industria turística “han impedido que el problema sea abordado con transparencia dentro del mismo CIAT” y esto generó diferencias entre varios actores.

El “cáncer de los corales rocosos” fue reportado en Islas de la Bahía a finales del año 2020 y según buzos independientes hay indicios de que en la Bahía de Tela se extendió la enfermedad desde hace varios meses.

Además, se conoció que el CIAT había preparado un comunicado sobre la problemática, redactado conjuntamente, pero empresarios del turismo de opusieron a que fuese divulgado.

Esta enfermedad ya comenzó a ser tratada en Islas de la Bahía, donde se aplica antibióticos a los corales afectados y se detiene en cierta medida la degradación, aunque es incurable, informan buzos.

Técnicos ambientales proponen que se impulsen las replantaciones, mediante viveros de coral en zonas no afectadas, después de que pase la infección. JQ/Hondudiario

En nuestra Portada...

Coma