Obispo Garachana se despide de Honduras pidiendo un diálogo “sereno” y “constructivo” 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** Garachana remarcó que Honduras necesita que los políticos del país se acerquen por medio del diálogo.  

Tegucigalpa, Honduras

Monseñor Ángel Garachana

El obispo emérito español Ángel Garachana, se despidió de Honduras después de haber ejercido durante 28 años en San Pedro Sula. 

Garachana terminó su misión en el pais centroamericano sin antes pedir un diálogo “sereno” y “constructivo”. 

“Un diálogo sereno, constructivo, eso es lo que necesitamos en Honduras, yo veo mucha polarización en los partidos, falta de diálogo”, dijo durante una numerosa ceremonia en el Estadio Olímpico de San Pedro Sula. 

“Creo que necesitamos un diálogo social, escuchar al otro, acoger su opinión, ver lo que tiene de bueno”, agregó.  

Garachana se considera un hondureño más, y adelantó que se tomará un corto descanso en su país, para después regresar a San Pedro Sula, donde esperará la muerte “cuando Dios decida”. 

El religioso comentó que luego de las elecciones generales de noviembre de 2021 en Honduras, que ganó la presidenta Xiomara Castro, esperaba “un avance significativo en el diálogo de todas las fuerzas vivas que querían un cambio”. 

Esperaba un diálogo “buscando el bien común de Honduras, el bien sobre todo de más del 50 por ciento de la población que vive en extrema pobreza, con un dólar diario”, señaló. 

No obstante, pidió #avanzar significativamente por parte de los políticos responsables del país y en la economía, en un diálogo”. 

“Siento que no hemos avanzado lo debido en ese diálogo, más bien experimento como una confrontación del partido Libre (Libertad y Refundación, en el poder) y el Partido Nacional”, adicionó.  

El obispo remarcó que Honduras necesita que los políticos del país se acerquen por medio del diálogo y no por interés del partido o ideologías.  

Garachana no pierde la esperanza de ver una Honduras mejor y que desea, quiere y sueña con “una Honduras renovada, nueva, fundada en el diálogo, en la solidaridad, en la atención prioritaria al pobre, que excluya la violencia, la opresión, la explotación (…) y que no cunda el desánimo”. OB/Hondudiario  

 

 

 

 

En nuestra Portada...