Obispos condenan asesinato del padre “Kike” y piden a autoridades garantizar seguridad de hondureños

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

***Advirtieron que si no se investigan los hechos como ha ocurrido en reiteradas ocasiones, los hondureños estarán condenados a sufrir las consecuencias de la impunidad y obligados a reasignarse a que se siga repitiendo en el país.

Tegucigalpa, Honduras

El portavoz de la Conferencia Episcopal de Honduras (CEH), Juan Ángel López, dio a conocer este viernes un comunicado de los obispos hondureños, donde exhortaron a las autoridades que se comprometan seriamente en garantizar la seguridad de la población hondureña, tras el cruel asesinato del padre José Enrique Vásquez.

“En las últimas semanas se ha recrudecido la ola de violencia y se aprecia un cierto vacío de acción decidida en contra del crimen; los enemigos de la paz se aprovechan y se sientan en sus anchas”, reprocharon en el escrito.

Advirtieron que si no se investigan los hechos como ha ocurrido en reiteradas ocasiones, los hondureños estarán condenados a sufrir las consecuencias de la impunidad y obligados a reasignarse a que se siga repitiendo en el país.

La CEH, condenó el crimen del padre José Enrique Vásquez y expresó su apoyo por el dolor del monseñor Ángel Garachana, los sacerdotes de la diócesis de San Pedro Sula y sus feligreses.

Se unieron en oración por la muerte violenta e injusta sufrida por el sacerdote distinguido por su entrega y generosidad en su ministerio pastoral.

“Su vocación misionera era notable, ya que, fue responsable de varias zonas pastorales, párroco de la Parroquia San José (del Barrio Medina) y encargado de las Obras Misionales Pontificias en si Diócesis”, leyó el padre.

“Condenamos este horrible crimen, que segó la vida de un ser humano, que además era sacerdote de Cristo. Y condenamos todo tipo de violencia”, añadió.

Deseó que este crimen haga reflexionar a toda la población para que se detenga el flagelo de la “violencia ciega” para que el país pueda vivir en paz.

En época de Cuaresma los hondureños deben orar por la conversión de los pecadores, especialmente los que arrebataron la vida del sacerdote y los inocentes, comentó. GO/Hondudiario

En nuestra Portada...

Coma