Parlamentarios esperan que nueva ley energética no se convierta en “expropiación de generadoras”

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

***La ley busca reducir pérdidas, revisar y renegociar contratos energéticos, inversiones públicas, declaración de emergencia y reestructuración organizativa de la Ley General de la Industria Eléctrica de 2014.

Tegucigalpa, Honduras

El Congreso Nacional (CN) aprobó en la madrugada de este jueves, la nueva ley energética, una propuesta enviada por la presidenta Xiomara Castro, denominada “Ley Especial para garantizar la energía eléctrica como un Bien Público de Seguridad Nacional”.

En ese sentido el jefe de la bancada del Partido Liberal, Mario Segura, manifestó que esperaría que la reforma aprobada por el Legislativo no se convierta después en una expropiación a las empresas generadoras de energía.

“El gran miedo que tienen con el artículo 4 del justiprecio es que esto se convierta en expropiación, se lo dijimos con mucha claridad a don Hugo Noé Pino, y el vertió sus conceptos de cuál es la intención”, comentó.

Por lo anterior, Segura demandó que se le dé un debate correspondiente a esta ley histórica “¿por qué tienen miedo si ustedes son la mayoría?” cuestionó.

Recordó que el año pasado se quiso introducir dicha ley y como Partido Liberal se opusieron porque los bienes del Estado como El Cajón, Cañaveral y Patuca iban a pasar a ser parte de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica.

“Por lo que, esperaríamos que esa historia no se repita en esta ley que hoy se ha aprobado”, añadió el parlamentario, quien aseveró que nunca han estado contra el pueblo en sus decisiones.

De igual forma, recordó que su institución política ha sido proveedora de los mejores gerentes en la ENEE con Manuel Arriaga Yacamán, quien dejó durante su administración 1,500 millones de lempiras en superávit.

“Ha sido en gobierno liberales en dónde la ENEE ha tenido sus mejores tiempos”, resaltó, luego de decir que Manuel Zelaya Rosales dejó cifras positivas en alrededor de 546 millones de lempiras.

Por su parte, el diputado nacionalista, Nelson Márquez, manifestó este jueves que a la reforma energética aprobada esta madrugada en el Congreso Nacional queda abierta la expropiación de las empresas generadoras.

Señaló que como bancada encontraron artículos dentro de la Ley que sí podrían beneficiar al gobierno sin la afectación directa a la inversión privada.

“Pero hay otros artículos que si terminarían siendo lesivos, incluso en algunos casos hasta se podrían generar retrocesos”, mencionó.

Asimismo, que la nueva normativa terminará afectando el propósito con el cual se creó el proyecto de Ley, el cual es llevar energía más barata a los hogares del país.

Márquez es de la opinión que esto le da cierto nivel de “incertidumbre” a la inversión para poder generar energía en la nación centroamericana.

El Estado probablemente, no tendría la oportunidad a corto plazo de generar su propia energía y podría surgir una migración como consecuencia de la discriminación financiera en cuanto a la seguridad técnica, cuestionó.

“Eso puede definitivamente ahuyentar la inversión y terminar teniendo en nuestro país algunas restricciones en el acceso a la energía”, objetó.

En cuanto al tema del justiprecio, mencionó, las puertas han quedado “abiertas para la realización de una expropiación”.

“Si el generador no negocia, no pude decir que ya no negocia más e irse”, subrayó el diputado nacionalista. “Se habla de justiprecio, pero no quién determina al mismo”, dijo.

“Se está dejando al azar y eso en otros países se ha conocido justamente como expropiación”, concluyó. GO/Hondudiario

En nuestra Portada...

Coma